Manu y su familia en una noche inolvidable.

El bahiense habló más de diez minutos e hizo un repaso de su brillante carrera. Contó imperdibles anécdotas con sus compañeros en los Spurs y con la Generación Dorada.

El momento más esperado llegó. Emanuel Ginóbili tomó el micrófono y todos los presentes en el estadio AT&T Center, que se hicieron presentes para ver el retiro de su emblemática camiseta número 20 en San Antonio Spurs, solo se limitaron a oírlo. En realidad, todos los fanáticos de Manu alrededor del mundo pusieron su mayor atención. Durante el emotivo discurso que duró más de diez minutos, el bahiense hizo un repaso de su brillante carrera. Contó imperdibles anécdotas con sus compañeros en los Spurs, con los de la Generación Dorada y los entrenador que lo marcaron, como Gregg Popovich.

También les dio un mensaje a los argentinos y a los fanáticos de la franquicia texana que lo adoptaron como propio. El momento más emocionante llegó cuando le brindó sentidas palabras a su mamá, a su papá, a sus tres hijos Dante, Nicola y Luca, y a su esposa Marianela "Manny" Oroño. Aunque lo intentó, Manu no pudo contener las lágrimas y al final se quebró, mientras desde lo alto se descubría la camiseta número 20 que quedará inmortalizada.

 

Compartir

Comentarios