Lionel Messi sorprendió en una entrevista y habló de todo. Defendió a los que se fueron de la Selección o quedaron marginados: "la generación fue maltratada".


 "Se sufre por las cosas que dicen, cualquiera dice cualquier cosa. La gente compra todo. Dicen que soy un hijo de puta, que manejaba la AFA, que yo manejaba ese club de amigos que ellos dicen. Que elijo los técnicos...", bramó Lionel Messi en declaraciones exclusivas a FM Octubre 94.7, en la que es sin dudas su entrevista más picante hasta el momento.

La Pulga defendió a los que se fueron de la Selección o quedaron marginados: "La generación fue maltratada. No somos de vender humo nosotros. Somos profesionales y la queremos a la Selección. Esta generación vivió cosas anormales, que nunca habían pasado anteriormente Si la selección fuese un club de amigos, el Kun sería titular todos los partidos y la mayoría fue suplente".

Y agregó: “Yo no quiero convertir realidad las mentiras que dicen, por eso yo voy, juego, intento. Siempre escuchás cosas malas, y la verdad que se hace difícil disfrutar. Pero me dedico a jugar y tratar de hacer lo mejor en cada partido".

Pero la bronca del crack del Barcelona no quedó ahí. Fue por mucho más: "Se hizo costumbre decir cosas de mí, inventar... darme cuando no estoy, cuando estoy... La realidad es que vengo con una pubalgia de antes del parón de diciembre y vengo entrenando poco, no jugando todos los partidos".

Luego, contó que hasta su hijo le pregunta por qué no lo quieren en Argentina: "Yo quiero ganar algo con la Selección. Voy a jugar todas las cosas importantes, pero mi familia, mis amigos me dijeron 'no vuelvas más'. Hasta mi hijo de 6 años (Thiago) me dijo. Es duro. Mi hijo ahora está siempre mirando YouTube, vio un video y después me preguntó : '¿por qué te matan en la Argentina Papi, por qué no te quieren ahí?'", dijo el crack, cansado de los palos, en una nota en la que habló de todo y como nunca antes.

Y arrojó: "A los Argentinos que no me bancan, no les puedo decir nada. Yo juego para mí, para mis amigos, para mi familia y para los que les gusta lo que hago. El que no me quiere, me va a tener que seguir aguantando un poco más".

Además, la Pulga lanzó: "Pensé en cerrarme, hacer el duelo solo con mi familia y olvidarme todo lo que había sido el Mundial, lo que había vivido. Intenté aislarme de todo un poco. De alejarme de la Selección".

Cuando le preguntaron por el cambio generacional, Messi expresó su desacuerdo con la decisión de Scaloni:

"Hay mucho potencial, pero creo que fue un cambio muy brusco. Debería haber sido de a poquito, ir mechando jugadores de experiencias. Fue un cambio muy grande, se cambiaron prácticamente todos los jugadores, por eso hay que estar tranquilo y hay que darle tiempo. Es momento de crecer y darle la confianza a los chicos que están ahora, no de matar porque se jugó mal un partido. Fue muy grande el cambio, y venimos de una generación que logró cosas importantes".

Los "quilombos" empezaron en Brasil

Messi habló del fracaso en el Mundial de Rusia: "Costó volver a hablar porque fue un golpe muy duro, de los peores que me tocó vivir en la Selección. Se dio todo mal desde el primer partido. No fue lo que queríamos y esperábamos".

Y ahí, consideró que los "quilombos" y críticas desmedidas con esta Selección comenzaron en Brasil 2014: "Si hubiésemos ganado en Brasil habría sido diferente. Hicimos todo bien para tratar de llevarlo, pero por por un detalle no se dio. Y a partir de ahí empezaron los quilombos".

Y continuó: "¿Sabés cuántas veces repasamos el partido de la final con Alemania? Todas las jugadas que tuvimos, si solo se nos hubiera dado una..."

Messi no entiende a Icardi

A Lionel Messi le consultaron por las fuertes declaraciones picantes de Mauro Icardi, tras el amistoso con México y soltó: "Yo con Icardi jugué dos partidos. No sé que le habrá pasado a Icardi para decir eso, no lo entendí. Siempre hay grupos de los más grandes y los más chicos. Me pasó cuando empecé en la Selección. Acá nunca se trató mal a nadie".

¿Qué había dicho Icardi? "Viví lo anterior y no había tanto compañerismo y amistad. Cuando vine acá, no sentía esto. Somos todos jóvenes, antes, con jugadores de experiencia, no se sentía. Hoy con este cambio, eso se quitó. Con un cambio drástico, la presión bajó".

Siempre hay grupos de los más grandes y los más chicos. Me pasó cuando empecé en la Selección.

 

Fuente: Diario Popular

Compartir

Comentarios