Dak1llah, la voz más joven y potente de su generación Fuente: LA NACION - Crédito: Daniel Pessah

En la primera tarde hubo fiesta, jazz y hip hop. Ya se presentaron Escalandrum, el freestyle de Wos y la fuerza de Dak1llah.

Los 25 grados del este cálido otoño porteño no hicieron efecto en el saxofonista Kamasi Washington, que con su banda de jazz le puso estilo a la tarde de San Isidro, transpirando música, literalmente.

"La diversidad es algo para celebrar, no para tolerar", dijo Kamasi, enfundado en su poncho de lana, a la vez que su vocalista invitaba a bailar a un stage manager que se asomaba de costado. Todo sucedió en el Main Stage 1, mientras el predio se iba llenando de curiosos y fans.

Dak1llah, con una decena de canciones y millones de reproducciones, fue la reina de la siesta en el escenario Perry's. A las 14.30, Morena Jabulij (tal su verdadero nombre) fue la reina de la siesta, que despertó hasta a los más distraídos. "Las acciones son más que las palabras" es una frase que la define y verla en vivo reafirma que sí, en acción, la rompe.

Hoy se vio como una estrella y su carrera (aunque sigue siendo muy joven) comenzó hace años. Rapea desde los 12 en plazas de su barrio y sobresalió en El Quinto Escalón, pero su paso por el Lollapalooza seguramente quedará en el recuerdo de quienes no la conocían.

A la misma hora, pero en escenario principal (donde más tarde estaría Kamasi), otros talentosos trajeron algo de jazz al Lolla. Escalandrum, la banda de Pipi Piazzolla (nieto del recordado Ástor) desarrolló algo de su exquisita música, sus mezclas y fusiones.

Su último disco, Sesiones ION, expone en dos segmentos de qué va su búsqueda: una parte está dedicada a obras de Wolfgang Amadeus Mozart y la otra, a piezas de Alberto Evaristo Ginastera. Vienen de tocar en el 22° Festival de Jazz y encajaron perfecto en este ecléctico panorama de viernes.

Justamente la diversidad es uno de los valores que se encuentran a cada paso en el Lollapalooza. Como en el show de La Grande, la propuesta de Santiago Vázquez, quien se ha especializado en ser un improvisador musical con señas.

Sin partitura, el director trabaja en tiempo real, no sabe lo que los músicos van a tocar y ahí la magia de su efecto sorpresa. El ex Bomba de Tiempo hizo bailar a los madrugadores, muy temprano al mediodía, cuando el sol pegaba fuerte.

Para el arranque, la grilla sorprendió con un número fuerte. Valentín Oliva, más conocido como Wos, atrajo a buena parte de la audiencia, los que vinieron temprano para verlo a él.

El freestyler que supo destacarse en la Batalla de los Gallos (que tendrá su espacio mañana a las 16.45 en el Perry's) se presentó con su banda, en la que incluyó a Ca7riel en la guitarra. La escena a la que pertenecen es colectiva, por eso también invitaron a subir a sus amigos de Banzai.

Por su lado, Ca7riel también se presenta mañana a las 13.30 (en el Main Stage 2). Juntos, Wos y el guitarrista produjeron Terrazas, tema que hizo estallar a la gente en vivo, tanto como en redes: se estrenó hace una semana y ya tiene 3.284.900 vistas en YouTube. Dicen que la unión hace la fuerza y Wos puede dar fe de ello.

Compartir

Comentarios