El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, volvió a amenazar con cerrar la frontera con México para frenar la inmigración ilegal.

El presidente advirtió que podría hacerlo “la próxima semana” si el país vecino no detiene “inmediatamente” la inmigración ilegal.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, insistió este viernes en su amenaza de cerrar la frontera sur, y advirtió que podría hacerlo “la próxima semana” si México no detiene “inmediatamente” la inmigración ilegal. Una medida drástica que afectaría a las economías de ambas naciones.

“Si México no detiene inmediatamente toda la inmigración ilegal que ingresa a Estados Unidos a través de nuestra frontera sur, estaré cerrando la frontera o grandes secciones de la frontera la próxima semana”, escribió Trump en su cuenta de Twitter.

“Podría significar todo el comercio con México”, afirmó el mandatario más tarde, cuando periodistas en Florida le preguntaron sobre el tema. “La vamos a cerrar por mucho tiempo. No estoy bromeando”, remarcó.

El mandatario ya había amenazado el jueves con clausurar la frontera al criticar lo que calificó de inacción de México, Honduras, Guatemala y El Salvador para frenar el flujo de inmigrantes.

"México no está haciendo NADA para ayudar a frenar el flujo de migrantes ilegales hacia nuestro país. Hablan pero no hay acciones”, escribió en Twitter. El viernes, se quejó de que los demócratas le hayan dado a Estados Unidos “las leyes de inmigración más débiles del mundo”, mientras que calificó de “fuertes” las normas mexicanas.

“Ellos ganan más de 100.000 millones de dólares al año a costa de Estados Unidos. Por lo tanto, el Congreso debe cambiar nuestras leyes migratorias débiles ahora y México debe impedir que los ilegales ingresen a Estados Unidos”, reclamó.

El jefe de la Casa Blanca defendió que el cierre fronterizo “sería una buena cosa” y se quejó de que EE.UU. “pierde mucho dinero”, al señalar que a la situación migratoria se suma el tráfico de drogas.

Trump ha criticado en numerosas ocasiones a su vecino del sur por lo que, a su juicio, es una falta de acción ante las caravanas de migrantes procedentes de Centroamérica que atraviesan su territorio rumbo a EE.UU. En diciembre, ya había amenazado con cortar la asistencia extranjera que entrega a los países centroamericanos.

Fuente: Clarín

Compartir

Comentarios