La actriz catalana cuenta con una legendaria trayectoria disparada en los años 60.

Durante la última jornada, la escritora indicó que el idioma tiene la fuerza de poder generar movimientos y que en ello radica su riqueza.

 

 La escritora Teresa Andruetto celebró, al cierre del 8° Congreso de la Lengua Española, la persistencia de una lengua desobediente que ilumine los ricos matices que aportan sus casi 600 millones de hablantes, y que pueda aceptar, desde la práctica académica, que “su potencia no está en la rigidez, sino en la posibilidad de lo diverso y el movimiento constante”.

Andruetto citó a Leonard Cohen para abrir su presentación -”hay una grieta en todo. Así es como entra la luz, y entonces es ahí, en las fisuras, donde quisiera mirar”-, y pronunció un discurso sin concesiones sobre el poder político y económico del idioma, aunque celebratorio de "la amplitud y del espíritu democrático” del Congreso que se realizó en Córdoba, y de la potencia disidente de quienes trabajan con la palabra.

"En la lengua se libran batallas, se disputan sentidos, se consolida lo ganado y los nuevos modos de nombrar, estos que aparecen con tanta virulencia y vuelven visibles los patrones de comportamiento social”, advirtió la escritora cordobesa, en referencia al lenguaje inclusivo que sobrevoló los cuatro días de encuentro pero que no formó parte de su programación.

"Se dijo que hay 250 ponentes de 32 países y ni una sola mesa de discusión sobre un tema como la inclusión de género, vivamente presente en América Latina y España", exclamó.

"Claro que no sabemos qué sucederá, pero vemos cómo impregna ese lenguaje los usos públicos y políticos, y entonces resulta asombroso que no se haya incluido siquiera una mesa", dijo.

 

Fuente: Télam

 

Compartir

Notas Relacionadas

Comentarios