El espectáculo de Lali es de proyección mundial.

La cantante debutó en el festival presentando temas de Brava, su último disco lleno de colaboraciones famosas, y otras canciones de sus trabajos anteriores.

 

 Como una comedia musical, Lali se asomó al escenario rodeada de seis bailarinas que, junto a ella, lo dieron todo. También hubo una banda, que acompañó con distorsión y armonías, según lo pidieran las canciones.

El espectáculo de Lali es de proyección mundial, se parece a muchos y se diferencia de todos. Porque el detalle, lo que no tienen los otros, es justamente a una Lali.

"OMG!" abrió la lista, siguió con la popular "Soy", "Besarte Mucho" y la directa "Somos amantes". "Si eres bueno en la cama / Sé que llamaré mañana / Quiero ser tu amante / Yo te llevo al altar / Nunca voy por detrás / Siempre voy por adelante".

La lírica directa y picante se combinó con una coreografía igual de explícita. Lo que en otros puede quedar burdo en Lali queda gracioso, ella es actriz y juega el rol que le da la gana. Su séquito es indispensable para completar la faena, la banda es un reloj y el cuerpo de baile no la deja ni a sol y a sombra.

Lali Espósito (Chule Valerga)

Aunque es cierto también que ella sola sería más que suficiente para llenar el escenario, la tendencia mundial en factoría de estrellas pop dice que sin bailarines no vale.

"Que el calor no nos frene, ¿cómo estamos? Estamos para más. En esta canción me tienen que acompañar y dice así", le indicó a su público. "Sin querer queriendo" llegó con su estribillo súper adherente y en las pantallas aparecieron Mau & Ricky, el dúo que la acompaña en el tema y el video.

Un especie de medley sirvió de mini intervalo para el cambio de look. Se fueron las botas, se fue el pantalón largo y llegaron las zapatillas. Así, una de las canciones más esperadas y una de los coreos más lindas.

La cantante y actriz argentina, en plena acción (Chule Valerga)

"Boomerang" sonó y fue cantada hasta la afonía por las fanáticas que habían venido especialmente a verla a ella. "Son una bocha, gracias a todos lo que me acompañaron hoy con todo este sol. ¿Tienen energía?", preguntó Lali. Y había. Si hay un público con energía (y hormonas, y juventud) es el
suyo.

Lali había vuelto con bucaneras de un amarillo fosforescente y la temperatura en el Hipódromo de San Isidro había subido casi tanto como dice la canción, "100 grados".

En medio de tanta fosforescencia, tanto estribillo y cachondeo, el Lollapalooza encontró un momento de protesta, por primera vez desde que comenzó el festival (el viernes 29). "Aborto legal, en el hospital", gritaron las chicas después de que Lali les regale "Tu revolución".

Así la presentó: "Esta canción habla de nosotros de cómo somos a veces egoístas egocéntricos, metidos en el teléfono, no me quiero hacer la cursi porque yo también lo hago. Se trata de estar mejor no de estar peor, estar con el otro, compartir".

 

Fuente: Infobae

Compartir

Comentarios