Docentes universitarios rechazan el ofrecimiento del Gobierno nacional.

Walter Díaz, representante gremial, dijo que decidieron avanzar en medidas de visibilización del conflicto salarial, pero sin medidas de fuerza.



El Plenario de Secretarías Generales de CONADU Histórica rechazó por unanimidad la última propuesta del Ministerio de Educación con respecto a la paritaria del 2018 que introduce nuevas sumas en negro y mantiene la pérdida salarial con respecto a la inflación.

Desde el sector se exige el pase al básico de todas las sumas fijas, un 20% de incremento retroactivo a marzo para compensar el deterioro del poder adquisitivo de los sueldos.

El Plenario ratificó la continuidad del plan de lucha por la inmediata convocatoria a la paritaria 2019, reclamando un incremento salarial del 35% para el presente año con cláusula gatillo de aplicación automática.

En este sentido, desde el lunes 1 y hasta el 6 de abril se desarrollará una semana nacional de protesta en todas las Universidades Nacionales con clases públicas, actos, radio abiertas y asambleas; confluyendo con todas las centrales sindicales y los sectores de la economía popular en la jornada de lucha y movilización del 4 de abril.

Tambié, se convocó a un nuevo Plenario para el lunes 8 de abril con el objetivo de definir la continuidad de las medidas de fuerza en caso de no haber respuestas satisfactorias a los reclamos.

"Lo que decidió el plenario fue avanzar esta semana con medidas de agitación y visibilización, es decir que no vamos a hacer paro y el lunes 8 se reuniría el plenario para debatir las medidas a seguir, teniendo en cuenta si el gobierno ha decidido llamar a paritarias para ver cómo seguimos", confirmó Walter Díaz, secretario de Prensa de ADIUNT.

Respecto a la situación de las escuelas experimentales, indicó que "en asamblea se decidió que tengan una medida de fuerza que en el contexto de la medida general se acople en el sentido de que se visibilice el conflicto a pesar de que tenga una modalidad distinta". 

Compartir

Comentarios