Ambos dirigentes abandonaron las filas del gobierno municipal de Germán Alfaro.

Fabián Pérez y Félix Reales acompañarán el trabajo del gobernador tucumano. Adujeron que en su movimiento reflejan "el verdadero peronismo".

El gobernador Juan Manzur recibió en Casa de Gobierno a referentes justicialistas y ex funcionarios de la Municipalidad de San Miguel de Tucumán que se incorporarán al apoyo de la gestión oficialista provincianl: Fabián Pérez y Félix Reales, que fueron acompañados por el legislador, Christian Rodríguez.

Rodríguez expresó que ambos dirigentes “son amigos de militancia de toda la vida. Se están sumando a un proyecto peronista donde no hay margen para la equivocación. En las próximas elecciones tenemos que discutir dos modelos. Uno que quiere un Estado más chiquito, con menos educación, salud y menos responsabilidad de desarrollo comunal. Y un modelo peronista que propone un Estado presente en todos los aspectos de desarrollo de la vida”.

Fabián Pérez, ex director de Integración Vecinal capitalino, declaró que se sumó al espacio conducido por Manzur porque integra, junto al Vicegobernador, una fórmula peronista que trabaja para dar soluciones a la gente: “El Estado tiene mucho que ver con esto. Hoy vemos que la Nación no está a la altura de la circunstancias. El Gobierno nacional no puede resolver los problemas económicos del país, ni de la gente”.

Pérez, dirigente de la zona norte de la Capital, dijo que dejó el espacio de Germán Alfaro porque el verdadero peronismo está en el movimiento liderado por el mandatario, Juan Manzur.

A su vez, Félix Reales, ex asesor de la Secretaría de Gobierno capitalina, comentó que en el Gobierno Provincial “están los verdaderos peronistas porque están a la par de la gente. El problema es el presidente, Mauricio Macri, que se alejó del pueblo. El Estado nacional se hizo a un costado. Todo el pueblo argentino conoce la situación al que el Gobierno nacional llevó a los ciudadanos, a los jubilados, los pobres y los niños. A los que están indefensos”.

Reales, que trabaja en la zona norte de la capital, declaró por qué dejó de sentirse representado en el espacio de Alfaro: “nunca me sentí cómodo porque Macri es mala palabra para muchos vecinos”. Y señaló que esto ocurre porque los vecinos sufren el incremento de los servicios.

Compartir

Comentarios