Buscan impedir el aborto de una nena violada en San Juan

Tiene 11 años y era abusada por su padrastro. Según el fiscal, que se basa en el informe del médico legista, está embarazada de 3 meses.

Las maestras de la escuela Cristóbal Colón, de la localidad de Médano de Oro, en el departamento sanjuanino de Rawson, San Juan, se extrañaron cuando a pesar de la alta temperatura, una alumna se negaba a quitarse una campera. Cuando lo hizo, pudieron ver que tenía una pancita incipiente.

 

En una salita de salud del Ministerio de Salud Pública que lleva el nombre de Cristo Rey, verificaron que la nena de 11 años estaba embarazada. El responsable era su padrastro, que según dijo "se pasaba de cama" en la vivienda que compartía con su madre"todas las noches".

La madre se negó a hacer la denuncia y fue detenida, lo mismo que su pareja, un hombre de más de 40 años. La hermanita de la víctima, de cinco, fue entregada a las autoridades de la dirección de Niñez para su protección.

En el Hospital de Rawson, provincia de San Juan, donde está internada la nena empezaron a correr versiones contradictorias acerca de lo avanzado del embarazo de la nena, que por ser víctima de una violación tiene derecho a la interrupción legal de la gestación.

Las primeras versiones establecían que cursaba entre 19 y 20 semanas. Otra se aventuraba a asegurar que el embarazo era "avanzado" y que había alcanzado la semana 21. Por lo tanto, era "peligroso" el aborto para la salud de la madre.

Coincidentemente, organizaciones "celestes" empezaron a difundir comunicados ofreciendo apoyo para que la nena no accediera al derecho que la asiste.

Tres meses, sin discusión
Para disipar cualquier duda al respecto, el fiscal Daniel Galvani dijo que el informe del médico legista habla de unos tres meses de gestación. Con pleno conocimiento de que la interrupción legal del embarazo en caso de violación es un derecho vigente desde 1921, ratificado por la Corte Suprema por el fallo FAL, cuando le preguntaron si correspondía un aborto no punible contestó: “No es un tema que me corresponda hablar a mí ni a la justicia porque no es un tema justiciable”, aclaró.

En efecto, cuando se trata de una violación, el aborto a requerimiento de la mujer violada debe llevarse a cabo sin dar intervención a la justicia. En el caso de una menor, debe hacerse lo que dispongan los adultos responsables. En este caso, la madre y el padrastro están detenidos por ser sospechosos de haber cometido o facilitado el delito sexual que dio origen al embarazo.

Compartir

Comentarios