La crisis de la industria del calzado ya se cobró 9 mil empleos, de acuerdo al relevamiento del Ministerio de Producción y Trabajo.

Sucedió en Luján, provincia de Buenos Aires. Se trata de una empresa que abrió sus puertas en 2009. El dueño de la firma se lo atribuyó a la crisis económica.

La fábrica de calzado deportivo Tecnosport les comunicó a sus trabajadores el cierre definitivo y dejó a 120 personas en la calle. La crisis vuelve a golpear, esta vez a la localidad bonaerense de Luján. La ciudad tendrá otros 120 trabajadores en la calle, luego del anuncio del cierre de la empresa de calzado Tecnosport, ubicada en Villa Flandria.

La firma subsidiaria de la multinacional Nike y otras marcas reconocidas de artículos deportivos, cerrará sus puertas luego de una aparente inestabilidad económica, aunque sus trabajadores destacan que desde hace un tiempo “los materiales no llegaban a tiempo”.

Este lunes, sus trabajadores se encontraron con las puertas de la fábrica cerrada y se les comunicó el cierre definitivo. El año pasado, la empresa había presionado para que 200 trabajadores acepten los despidos voluntarios. Ahora quedaban otros 120 operando en la fábrica.

La crisis de la industria del calzado ya se cobró 9 mil empleos, de acuerdo al relevamiento del Ministerio de Producción y Trabajo. Lo mismo que el sector textil, el rubro sufre una caída dramática de las ventas que se combina con un incremento exorbitante de los costos, a lo que se suma la competencia directa de productos importados.

"Informamos a todos los colaboradores que el día de la fecha decidimos finalizar nuestra actividad productiva en Argentina", arranca la carta remitida por TecnoSport Latinoamericana a sus trabajadores. "Así como en 2009 iniciamos nuestras actividades con mucha seriedad, de una forma correcta y honesta, con los mismos principios queremos hacer nuestro cierre", agrega.

La firma mantuvo un duro conflicto con los empleados en diciembre pasado, luego de despedir a cinco operarios, incluido un delegado gremial. Los problemas se agudizaron en el verano con el incremento de las tasas de interés y las subas de tarifas, hasta que la proveedora de Nike anotó su nombre a la larga lista de industrias que bajan la persiana.

La empresa informó que pagará el ciento por ciento de las indemnizaciones a los 120 trabajadores despedidos. "Es con una inmensa tristeza que tenemos que tomar esa decisión, pero como mencionamos anteriormente, ya no es sustentable mantener las actividades en el país debido a la actual situación económica", reiteró en los "agradecimientos" a los ex empleados.

Fuente: eldestapeweb

Compartir

Comentarios