A lo largo de tres kilómetros, cerca del límite con la provincia de Chaco, el asfalto desaparece a causa de las inundaciones.

La medida fue preventiva y se llevó a cabo en el límite de Santiago con Chaco. Una familia fue rescatada con la ayuda de un tractor luego de quedar aislados dentro de su vehículo y en medio de la correntada.

Por 24 horas y a modo de prevención, fue cortado el tránsito en la Ruta 89 a la altura del límite entre Santiago del Estero y Chaco.

La medida es a modo de prevención ya que el caudal de agua avanzó y literalmente tapó toda la ruta.

Un tractor, según se supo, intentó auxiliar a una familia de la zona que quedó aislada y el agua lo superó. Por fortuna, horas después, tanto los afectados como el rodado fueron rescatados

Compartir

Comentarios