Donald Trump

La advertencia fue para las autoridades mexicanas que, hasta ahora, no lograron controlar el flujo de migrantes. El presidente estadounidense dijo que si no hay acuerdo la frontera se cerrará.

El presidente estadounidense Donald Trump dijo este martes que está listo al "100%" para cerrar la frontera entre México y Estados Unidos, si las autoridades del país vecino no logran frenar el flujo de migrantes.

"Si ellos (México) no lo hacen o si nosotros no logramos un acuerdo con el Congreso, la frontera será cerrada, eso es 100% seguro", dijo el presidente estadounidense a periodistas.

"Seguro, esto tendría un impacto negativo en la economía (…) pero la seguridad es más importante", admitió.

Donald Trump junto al secretario general de la OTAN, el general Jens Stoltenberg, en la Casa Blanca (REUTERS/Joshua Roberts)

Más temprano, la vocera de la Casa Blanca Sarah Sander advirtió que no se trata de amenazas: "Él está haciendo su trabajo como comandante en jefe de una forma seria para proteger al pueblo estadounidense".

Cerrar la frontera "no es nuestra primera opción", admitió la funcionaria, que agregó que "quizás es la mejor decisión".

 

OTAN

En la misma reunión Trump expresó su satisfacción con el aumento del gasto en defensa de los miembros de la OTAN, que según dijo fue "sideral" desde que él asumió el cargo hace dos años.

"Se han logrado enormes avances y la OTAN es mucho más fuerte", dijo Trump a periodistas al reunirse con el secretario general de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), Jens Stoltenberg, de visita en Washington en el marco de la celebración del 70 aniversario de la alianza.

"Están pagando y estoy muy feliz", agregó sobre el resto de los socios de la alianza.

Trump ha mostrado desde hace tiempo su escepticismo sobre la OTAN, acusando a los aliados occidentales de no aportar lo suficiente al gasto en defensa y de vivir a expensas de la contribución estadounidense.

Los líderes de la OTAN siguiendo una demostración militar después de una cumbre de la alianza en Bruselas, en julio de 2018 (REUTERS/Kevin Lamarque)

La administración Trump se enfureció especialmente con Alemania, la mayor economía de Europa, cuyo gobierno no está cumpliendo el compromiso de los 29 miembros de la OTAN alcanzado en 2014 de gastar el 2% del PIB en defensa.

Stoltenberg, un ex primer ministro de Noruega, ha apoyado a Trump en este tema. Entre 2016 y el final del próximo año, los 28 miembros de la OTAN exceptuando Estados Unidos habrán aumentado su gasto militar en 100.000 millones de dólares, dijo Stoltenberg a principios de este año.

Fuente:  Infobae

Compartir

Comentarios