Diego acusó a Claudia de haberle robado parte de sus bienes.

Maradona aprovechó el mensaje a su hija para insistir en lo que su ex le robó. Claudia no perdonó y salió al cruce.

Para sorpresa de todos, Diego Maradona acusó a su expareja, Claudia Villadañe, de ladrona. Primero, públicamente. Después, acudió a la justicia. Su actitud lo distanció muchísimo de las hijas que tuvo con la mujer. Especialmente, de Dalma. El exftubolista no asistió a su casamiento, tampoco conoce a su primera nieta: Roma.

Cuando pensábamos que las aguas de habían calmado, Diego volvió a fulminar a su expareja. ¿Cómo? A través de un picante saludo de cumpleaños a Dalma. La joven cumplió 32 y el exfutbolista compartió una foto retro abrazándola en Instagram. Fiel a su estilo, escribió: "Hay 50 rosas que nunca me aceptaste, pero vos para mí fuiste siempre la primera. Esto no pasa por el amor que yo sienta por vos, sino por lo que tu mamá me robó. Feliz cumpleaños Dalma”.

Al leer que Diego volvió a acusarla de ladrona, Claudia le respondió citando a Rafael Vidac e hizo eco de una de sus frases: “Las heridas emocionales tienden a propagarse a través de los lazos familiares... hasta que alguien consciente detiene el proceso”. Contundente, Villafañe agregó: “¡Yo decido detenerlo para siempre!”.

¡No hay tregua!

Fuente: Paparazzi

Compartir

Comentarios