Efectivos encontraron bombas molotov. (Fotos: Orán al Día)

Bagayeros esperan ser recibidos por las autoridades a la vera de la ruta 50. Ayer habían levantado el corte y hoy las fuerzas fronterizas tienen que desactivar cualquier intento por orden de la justicia. Desplegaron camiones hidrantes.


Con la llegada de unos 300 efectivos de Gendarmería, respaldados por tanques antidisturbios,  los trabajadores de frontera se mantienen apostados al costado de la ruta 50. Los bagayeros amenazaron con cortar la vía ante la entrada en vigencia del nuevo régimen de importaciones, que los obliga, entre otras cosas, a tributar y a inscribirse en los registros de AFIP.

Mientras tanto, ayer a la tarde recibieron un ofrecimiento por parte de las autoridades de Gendarmería para establecer una comitiva y viajar a Tartagal para entregar en la sede de la Justicia Federal el petitorio que inicialmente querían hacerle llegar a la ministra Patricia Bullrich.

Desde que se anunció el nuevo régimen de importación simplificada en la frontera de Aguas Blancas en el mes de febrero, los trabajadores de frontera se mostraron disconformes con una medida que lleva más dudas que certezas.

Para la inscripción a este nuevo régimen, que ya está en vigencia desde el 1 de abril, los trabajadores deben cumplir con ciertos requisitos, prácticamente imposibles para ellos, sin contar el elevado costo de impuestos de mercadería en algún momento. El otro punto importante sería el pago de numerosos impuestos, que según ellos les es imposible pagar.

En las últimas horas, medios de la localidad de Bermejo (Bolivia) informaron que trabajadores de frontera de ese país, decidieron cortar el paso por chalanas y Puente Internacional. Esta medida agudizó el conflicto.

“Aproximadamente el 80% de la población de Bermejo se mantiene de la venta de la mercadería que se trae para Argentina”, manifestaron trabajadores del sector gomones.

Con la implementación del nuevo régimen simplificado en la frontera de Argentina, la localidad Bermejo se ve afectada ante una posible baja en la actividad comercial, que es lo que mantiene económicamente a la población de allí. Hoy es un problema internacional.

 

No sabemos qué hacer

Durante la mañana de ayer los bagayeros se reunieron en el acceso norte de la ciudad de Orán para coordinar acciones para la jornada, y marcharon hacia la zona sur, en ruta 50 y avenida Palacios, a la espera de una repuesta.

Elena, una de las trabajadoras de frontera, explicó que sin tener precisiones, deducen que los impuestos a pagar con el nuevo régimen de importación serían altos, siendo el planteo principal de su reclamo. Sostuvo que nunca fueron llamados para debatir el régimen, ni por autoridades locales, provinciales y menos nacionales.

Elena contó que se apostarán al costado de la autopista en el acceso Sur a Orán, a la espera de una respuesta de los planteos que están realizando.

“No sabemos qué hacer, donde inscribirnos, estamos dispuestos a enfrentarnos, responsabilizamos tanto al presidente Macri, como al gobernador Urtubey y la ministra Bullrich.

En tanto, bagayeros en Bermejo cerraron ayer los comercios en señal de protesta y hoy evalúan cortar el paso fluvial de chalanas y el puente internacional.

Fuente: El Tribuno

Compartir

Comentarios