Si la oposición no consigue quorum, la sesión quedará en minoría y habrá discursos para fustigar al Gobierno.

Se debatirá sobre tarifas y la exención del Impuesto a las Ganancias para jubilados, entre otros puntos. La sesión especial fue convocada para las 11:30.

 

 Ante la falta de gestión política en la Cámara baja desde fines del año pasado, y las nulas señales de Casa Rosada, la oposición intentará realizar hoy una sesión especial, convocada para las 11.30, para tratar temas alejados de la agenda macrista, como un cambio en la suba de tarifas y la exención del Impuesto a las Ganancias para jubilados. Para lograrlo, deberán juntar 129 legisladores, es decir, el quorum necesario para dar inicio al convite en el recinto y evitar un papelón, tras días de promocionar el evento en cuestión.

Los responsables de lograr el cometido opositor serán los jefes del Frente para la Victoria (FpV), el peronismo y el massismo, Agustín Rossi (Santa Fe), Pablo Kosiner (Salta) y Graciela Camaño (Buenos Aires), respectivamente. Anoche, el interbloque Cambiemos realizan una reunión para posicionarse de cara a un eventual inicio de sesión.

“Tendríamos 130 diputados sentados mañana”, alentaban ayer desde las bancadas antimacristas, que recibirán ayuda de otros monobloques y la izquierda. En tanto, en el oficialismo lamentan todavía la ausencia de cualquier tipo de gestión para evitar el cometido opositor. “Acá está todo muy descontrolado. Nadie habla y lo único que tenemos para defender son más resabios de la crisis del año pasado. El Gobierno no da una sola señal hacia dentro y, lo más importante, hacia la sociedad. Estamos en año electoral y no podemos quedarnos sólo con el aumento de la Asignación Universal por Hijo. ¿Y la clase media? La intención de voto duro se mantiene, pero sube la imagen negativa del Presidente y eso es grave porque se pierde la reputación, algo que no se recupera de un día a otro o en redes sociales”, aseguró la semana pasada un operador premium de Cambiemos a Ámbito Financiero, tras conocerse el pedido de sesión especial.

Si la oposición no consigue quorum, la sesión quedará en minoría y habrá discursos para fustigar al Gobierno. Si se inicia, aparecerían las clásicas cuestiones de privilegio interminables que, en su mayoría, nada tienen que ver con lo que permite el reglamento. Esta situación ya se convirtió en un clásico que no pudo frenar el peronista con témpera PRO y presidente de la Cámara, Emilio Monzó.

El problema que tienen los kirchneristas, justicialistas y massistas es que las iniciativas más importantes de la agenda armada no cuentan con dictamen de comisión, y Cambiemos podrá bloquear la votación para que la oposición no llegue a los dos tercios necesarios de adhesiones para habilitarlas.

Más allá de lo que ocurra durante la jornada de hoy, la oposición prepara otro plato fuerte, ya que quieren discutir este mes la ley de extinción de dominio que adelantó en su edición del viernes pasado este diario-que busca recuperar bienes de la corrupción- en reemplazo del Decreto de Necesidad y Urgencia estival que el Gobierno gatilló para dinamitar la siesta legislativa.

“Mientras Cambiemos sigue discutiendo por un cargo, los bloques opositores queremos discutir tarifas, el fallo de la Corte (Suprema) a favor de los jubilados, la Emergencia Alimentaria, etcétera. Será un buen día para sacarse las caretas”, dijo la legisladora massista Cecilia Moreau de cara a la sesión de hoy, que comenzará a las 11.30.

El encuentro coincidirá con la movilización que realizarán hoy distintas organizaciones sindicales en contra del programa económico del Gobierno nacional.

 

Fuente:: Ámbito Financiero

Compartir

Comentarios