La medida tiene como objetivo suspender por el término de 2 años las ejecuciones hipotecarias.

El bloque FpV-PJ presentó en la Cámara alta un proyecto de ley, autoría de la senadora Nancy González. Busca garantizar la equidad y sostenibilidad de las operaciones.

 

 El bloque FpV-PJ presentó en la Cámara alta un proyecto de ley, autoría de la senadora Nancy González, que establece un régimen de excepción para deudoras y deudores hipotecarios UVA (Unidades de Valor Adquisitivo). Se propone así garantizar la equidad y la sostenibilidad de las operaciones enmarcadas en la Ley Nº 27.271 de Sistema para el Fomento de la Inversión en Vivienda.

La medida, en un primer punto suspende en todo el territorio de la República Argentina, por el término de 2 años, a partir de la sanción de la ley, las ejecuciones hipotecarias referidas a los créditos hipotecarios UVA destinados a satisfacer la vivienda única familiar del deudor, exceptuándose a aquellos créditos de naturaleza alimentaria, los derivados de la responsabilidad de la comisión de delitos penales y los créditos laborales

Además, la normativa crea el Registro Nacional de Deudoras y Deudores Hipotecarios UVA en el ámbito del Poder Ejecutivo que tendrá como función principal; evaluar su situación social, económica y financiera. El relevamiento de este registro estará a cargo del Banco Central en base a la información suministrada por entidades bancarias públicas y privadas.

Por último y para cumplir con los objetivos propuestos por la iniciativa, se plantean modificaciones a la actual determinación y actualización del valor de la cuota UVI (Unidades de Vivienda) y UVA; y crea en el ámbito del Poder Ejecutivo el Régimen Especial de Refinanciación Hipotecaria, cuyo objeto será establecer la implementación de los mecanismos de refinanciación previstos en la presente ley y su reglamentación. El sistema de refinanciación tendrá carácter optativo, correspondiendo dicha opción a la persona del deudor. Para este objetivo se establece la creación y forma de integración de un Fideicomiso de Refinanciación Hipotecaria, cuyo fiduciario será el Banco de la Nación Argentina.

El Centro de Economía Política Argentina (CEPA), quien ya en 2017 advertía los riesgos de los créditos UVA para el prestatario haciendo énfasis en que no sólo se actualiza el monto de los intereses y las cuotas, sino también el capital adeudado, realizó un análisis considerando la toma de un crédito de US$ 80.000 bajo la modalidad UVA acordado en abril de 2016 en el Banco Nación, con una duración a 30 años, con una tasa del 3,5%. La cuota pasó de $8.613 en abril de 2018 a $ 9.543 al mes de agosto 2018. Se trata de un incremento de $930 en la cuota, que representa 10,8% de aumento. Si la comparación se efectúa respecto a la cuota inicial fijada en abril 2016, que era de $5.353, el aumento asciende a $4.191 adicionales, 78,41% más.

Asimismo, en lo que compete al capital adeudado, que bajo esta modalidad también se actualiza, según el mismo estudio, se incrementó sustancialmente. Entre el 1º de abril de 2018 y el 1º de agosto de 2018, aumentó $184.121 al pasar de $1.843.293 a $2.027.806 (lo que equivale a una variación de 10%). Esto ocurre en un caso donde incluso no hay atrasos en los pagos, es decir, el tomador del crédito cumple con todos los pagos mensuales. Si se considera el incremento desde que se tomó el crédito en abril de 2016 hasta agosto de 2018, el monto adeudado se incrementó $835.806 (70%).

 

Fuente: Parlamentario

Compartir

Comentarios