Planta de biodiésel perteneciente al Grupo Lucci

La empresa Viluco, de capitales tucumanos en Santiago del Estero, presentó el Procedimiento Preventivo de Crisis (PPC). La situacion se precipitó ayer. Para el sindicato “hay mala intención”, porque no se notificó con anticipación.

La empresa de capitales tucumanos Viluco, perteneciente al Grupo Lucci, presentó ante la subsecretaría de Trabajo de la provincia el Procedimiento Preventivo de Crisis (PPC), a la par que sus representantes informaron al Sindicato de Aceiteros en una audiencia que prevén el despido de 117 de los 200 trabajadores que emplea la productora de biodiésel radicada en Frías.

Esta situación fue confirmada por fuentes gremiales que participaron en una reunión mantenida en la víspera en la cartera laboral provincial. Más aún porque según el análisis que realizan desde el gremio, “la empresa no está con pérdidas” y la campaña de molienda “crushing” de soja está próxima a comenzar.

ara el sindicato, la empresa “no quiere trabajadores, quiere esclavos”, al aducir que la compañía tucumana cuenta con recursos para pagar los salarios que están aún con paritarias del año 2017. El secretario general del Sindicato de Trabajadores Aceiteros en Santiago, Luis Paz, relató cómo fue que le informaron sobre los despidos que pretende realizar la empresa.

“Nosotros recibimos una notificación de audiencia el miércoles de un Procedimiento Preventivo de Crisis que había presentado Viluco y la audiencia era hoy (por ayer). Nos presentamos para ver cuál era la propuesta de la empresa. Entramos a la audiencia, nos presentaron los balances que según ellos acreditan al PPC y también nos plantean que va a haber 117 despidos”, indicó Paz.

El sindicalista señaló que “traían ya una decisión tomada de 117 despidos. Desaparecía la sección acopio que es la más afectada, con unos 77 operarios y que los demás trabajadores eran del sector ‘crushing’ -molienda- que les pertenece al gremio de aceiteros”.

Agregó: “Nos dicen que iban a ser 117 en total los despidos, que la empresa estaba en condiciones de pagar un 50% de las indemnizaciones y en cuotas. Venían con una decisión que sí o sí avalemos en la reunión los despidos. Pero nosotros no podemos avalar ni un despido sin estudiar los balances y sin ver los puntos del preventivo de crisis”.

Señaló que “los que notificaron en nombre de Viluco fueron el señor Pablo Cianci y el apoderado Rodolfo Soria”. Añadió que según lo indicado por la empresa “a partir de mañana (por hoy) corrían los despidos. Vinieron con la intención que nosotros firmemos y que mañana (por hoy) enviaban las cartas documentos ya hechas para las personas que despedirán”.

Puntualizó que “nosotros rechazamos la mala intención. ¿Por qué decimos que es mala intención? Porque tendrían que habernos notificado con anterioridad y para que nosotros con nuestros asesores contables pudiéramos estudiar el Preventivo de Crisis y contestar por lo menos a lo que ellos pretendían. Pero no fue así. No avalamos el despido de nadie”.

Fuente: El Liberal

Compartir

Comentarios