Michel Temer, ex presidente de Brasil. /ALEJANDRO PAGNI / AFP/

El ex presidente de Brasil comparó su situación judicial con la serie “La casa de papel”. “Los fiscales quieren hacer creer que organicé y lideré un grupo para robar”, aseguró.

El ex presidente brasileño Michel Temer, quien permaneció preso preventivamente durante cuatro días por sospechas de corrupción, afirmó este jueves que las múltiples denuncias formuladas por la Fiscalía en su contra son una "ficción vergonzosa" y las comparó con la exitosa serie "La casa de papel".

El ex mandatario (2016-2018) señaló en una entrevista a la televisión Band que los fiscales intentan crear la "impresión" de que se reunió con un grupo para "robar Brasil", parecido a lo que ocurre en la serie española adquirida por la plataforma Netflix.

"En el caso de 'La casa de papel' era robar la Casa de la Moneda de España, y en mi caso, (según los fiscales) era organizar un grupo, al que yo le voy a dar las directrices para robar Brasil. Vamos a robar Brasil, cuando yo reconstruí Brasil en los dos últimos años y ocho meses", explicó Temer

"Es una ficción vergonzosa, es de gente que no quiere perder", añadió refiriéndose a las varias denuncias que enfrenta por sospechas de corrupción.

La Fiscalía acusa al ex gobernante de beneficiarse de sobornos pagados por diferente empresas y de ser el principal líder de una organización criminal que incurrió en repetidos delitos de corrupción y que desvió cerca de 500 millones de dólares de recursos públicos durante 40 años.

"En el caso de 'La casa de papel' era robar la Casa de la Moneda de España, y en mi caso, (según los fiscales) era organizar un grupo, al que yo le voy a dar las directrices para robar Brasil. Vamos a robar Brasil, cuando yo reconstruí Brasil en los dos últimos años y ocho meses", explicó Temer

"Es una ficción vergonzosa, es de gente que no quiere perder", añadió refiriéndose a las varias denuncias que enfrenta por sospechas de corrupción.

La Fiscalía acusa al ex gobernante de beneficiarse de sobornos pagados por diferente empresas y de ser el principal líder de una organización criminal que incurrió en repetidos delitos de corrupción y que desvió cerca de 500 millones de dólares de recursos públicos durante 40 años.

Este jueves un juez de primera instancia de Sao Paulo aceptó una de esas denuncias por el delito de lavado de dinero, por lo que ya son cuatro los juicios penales abiertos contra el ex jefe de Estado, que es investigado en otros diferentes casos, todos ellos vinculados con asuntos de corrupción.

Según la nueva denuncia de la Fiscalía, Temer se benefició de dinero procedente de corrupción para realizar una reforma en la casa de su hija Maristela.

Compartir

Comentarios