El gobernador Juan Manuel Urtubey reacomodó su agenda para presenciar los lugares damnificados.

Las tormentas, posteriores árboles y postes derribados y el alto caudal de agua que inundó las calles de la capital promovió la activación del Comité Permanente de Emergencias.

La capital salteña tenía ayer por la mañana un escenario desolador: unas 60 familias de zona oeste afectadas por la tormenta, árboles y postes caídos y el lamento de aquellos a los que se les mojó sus vehículos cuando se quedaron varados en calles que parecían un río el jueves por la noche.

Desde la Provincia y el municipio señalaron que se activó el Comité Permanente de Emergencias cuando consideraron que el fuerte temporal del jueves iba a traer enormes consecuencias para la población. En poco más de una hora, cayeron 47 milímetros de agua en algunos barrios de la ciudad, además del dañino viento que hizo volar chapas.

Protección Civil señaló que trabajó durante las dos jornadas de intensas lluvias en los barrios de la Capital y localidades afectados por la tormenta.

El Ministerio de Asuntos Indígenas y Desarrollo Social informó que trabajó directamente en la asistencia de las familias afectadas de barrios de la zona oeste de la capital salteña. Asistieron a más de 60 familias de los barrios Santa Rita, Villa Asunción y La Ponderosa. Hubo además monitoreo en Cerrillos, San Lorenzo y Rosario de Lerma.

La titular de este ministerio, Edith Cruz, recorrió el jueves ya entrada la noche, junto al personal de Protección Civil, los barrios de la zona oeste de la Capital. En estas recorridas se constató voladuras de techos e ingreso de agua a las viviendas, como así también, caída de árboles y cortes de cables de electricidad.

En tanto, personal de la empresa Edesa y de Defensa Civil, trabajó en lo inherente a la electricidad y los arboles caídos. 
Además, se realizó un monitoreo por las localidades de Cerrillos, Rosario de Lerma y San Lorenzo, en donde no se registraron daños materiales de grandes dimensiones sino los considerados menores. También informaron que no tuvieron la necesidad de evacuar a ninguna familia.

Al mediodía y en medio de una agenda complicada por su encuentro con Marcelo Tinelli en Salta, el gobernador Juan Manuel Urtubey fue a recorrer las zonas afectadas de barrio Santa Rita. Allí hay familias que literalmente perdieron todo porque la enorme cantidad de lluvia que cayó les inundó sus precarias viviendas de ladrillones y chapas viejas. Este sector de la ciudad es muy humilde y la gente que vive allí es la que engrosa el 51% de las personas que tienen una pobreza multidimensional. Es la realidad que duele.

“Recorrimos (los barrios) Santa Rita, La Ponderosa, la zona oeste de la ciudad, anduvimos por Atocha también. El viento sacó muchas chapas y después vino la lluvia, la verdad que afectó muchas casas. Estabamos esperando que pare de llover para empezar a reponer las chapas en algunas de las casas”, dijo Urtubey. 

El mandatario provincial señaló que el viento voló varios techos. Además entró bastante agua al menos en donde estuve, en Santa Rita, pero no hubo evacuados. Yo estuve trabajando con el equipo de Asuntos Indígenas y Asistencia Social.

Ya en la tarde, quien también llegó a este sector de la ciudad fue el jefe de Gabinete, Fernando Yarade, quien dijo que se pondrá todos los medios de la Provincia para asistir a la gente.

Fuente: El Tribuno Salta.

Compartir

Comentarios