Las marchas opositora y chavista realizadas el 2 de febrero en Caracas. Foto: REUTERS

Se manifiestan luego del quite de inmunidad al lider opositor Juan Guaidó y más sanciones de Estados Unidos al gobierno.

Con marchas separadas, el gobierno y la oposición miden fuerzas en las calles de Caracas este sábado.

Las manifestaciones del régimen de Nicolás Maduro y las de sus detractores se dan tras la escalada de tensiones que generó la decisión de la oficialista Asamblea Nacional Constituyente de quitarle la inmunidad al líder opositor Juan Guaidó, y autorizar su enjuiciamiento.

Por otro lado, el viernes Estados Unidos impuso una nueva ronda de sanciones a activos de la corporación petrolera estatal, implicados en el envío de crudos a Cuba, para elevar presiones contra el gobierno de Maduro.

Todo, mientras la población soporta los apagones por problemas en la red de energía eléctrica y la falta de acceso al agua potable, dos de los problemas que recrudecieron en los últimos meses de la profunda crisis política y económica que azota al país.

Como parte de la denominada "Operación libertad", la oposición convocó a movilizaciones desde seis puntos de la capital venezolana que culminarán con una concentración en la sede de la Corporación Eléctrica Nacional, en el este de Caracas.

 

Al llamar a los sectores opositores a salir a las calles, Guaidó afirmó el viernes, durante una concentración en el oeste de la capital, que la población no puede conformarse con la falta de los servicios y los instó a protestar para reclamar por sus derechos.

 

"O se quedan en la casa presos del régimen o salen a las calles a luchar contra el responsable de la peor crisis", dijo el jefe de la Asamblea Nacional ante varios cientos de seguidores que gritaban "íSí, se puede!"

Guaidó, quien ha sido reconocido como presidente interino de Venezuela por más de medio centenar de países, también llamó a las fuerzas armadas a que no permitan que grupos civiles armados ataquen a la población en las protestas.

A la exhortación del líder opositor se sumó el sábado John Bolton, asesor de seguridad nacional de Estados Unidos, que pidió al ministro de la Defensa, general en jefe Vladimir Padrino López, que no permita que los "cubanos" y los grupos oficialistas armados, conocidos como "colectivos", "inflijan violencia" contra civiles que salgan a manifestar. "Todos los ojos están en usted hoy", expresó Bolton en su cuenta de Twitter al dirigirse al ministro.

Compartir

Comentarios