A lo largo de 2019, EE.UU ha lanzado 28 ataques en Somalia en comparación con 47 realizados el año pasado y 35 en 2017.


El ejército de Estados Unidos reconoció la muerte de civiles en un ataque aéreo en Somalia, semanas después de insistir en que los bombardeos no habían causado decesos en la población del país africano.

El Comando de África de Estados Unidos admitió que una nueva información revela que una mujer y un niño murieron en abril de 2018 en una ofensiva contra militantes del grupo extremista Al Shabab.

“Estas dos víctimas no fueron comunicadas al comando para África hasta el 30 de marzo, tras una investigación interna sobre los ataques estadounidenses en Somalia desde junio de 2017”, indicaron las fuerzas castrenses en un comunicado.

Tras la presión ejercida por el Congreso estadounidense ante informes sobre la muertes de civiles en bombardeos del ejército en Somalia el general Thomas Waldhauser, jefe del Comando de África, ordenó una revisión en profundidad del caso.

A principios de esta semana, la investigación descubrió que la embestida con un avión no tripulado, conocido como drone, ocurrida en abril de 2018 cerca de la localidad El Burr, dejó un saldo de cuatro extremistas de Al-Shabab muertos junto con una mujer y un niño que viajaban también en el vehículo siniestrado.

El ejército también reportó que a lo largo de 2019 ha lanzado 28 ataques en Somalia en comparación con 47 el año pasado y 35 en 2017.

La presencia militar estadounidense en el país africano se ha duplicado después que el presidente Donald Trump ordenara la intensificación de los ataques contra las posiciones del grupo extremista en Somalia.

Al Shabab, que en 2012 se adhirió a la red terrorista de Al Qaeda, pretende establecer un un estado islámico de corte wahabí y mantiene el control en parte del territorio en el centro y el sur del país africano.

Fuente: Telesur

Compartir

Comentarios