El tramo de la ruta 9/34 que une Rosario de la Frontera y Metán será reparado hasta fin de año. Archivo

El trabajo debe estar terminado hasta febrero. Se licitaron trabajos de bacheo, fresado y restitución de carpeta de rodamiento. Es la primera etapa para la construcción de la autovía segura en la ruta 9/34.

Más de un año después de que tuvieran que arrancar los trabajos para hacer una nueva ruta entre Metán y Rosario de la Frontera, en el marco del Plan Belgrano, el Gobierno nacional anunció la licitación de una serie de obras de mantenimiento, con lo cual se descarta que la llamada "ruta de la muerte" seguirá esperando una solución de fondo.

En febrero de 2018, el jefe de Gabinete de ministros del Gobierno nacional, Marcos Peña, aseguraba a El Tribuno que en junio de ese mismo año se licitarían las obras para la nueva traza de la ruta en el marco del esquema de PPP (Participación Público Privada). Promediando noviembre del año pasado, y ante la falta del llamado a licitación y, por ende, de obras en la ruta nacional que atraviesa buena parte de la provincia, el director de Vialidad Nacional, Francisco Bloser, ensayaba una respuesta que permitía ganar tiempo: que la obra emblemática de la autopista Rosario de la Frontera-Metán se licitaría en 2019, con un plazo de obra estimado en 24 meses, lo mismo que la parte de General Gemes. Sin embargo, los salteños y usuarios de esa ruta deberán conformarse por ahora con reparaciones en la peligrosa vía de comunicación.

Mientras tanto, en el tramo que atraviesa Jujuy, la misma ruta lleva un importante avance de obra.

Luego de algunas postergaciones y demoras, se estima que en los primeros días de 2020 podría quedar inaugurada la obra mantenimiento y reparación que el Gobierno nacional, a través del Plan Belgrano, licitó la semana pasada para bacheo, fresado y restitución de carpeta de rodamiento en los 42 kilómetros de la ruta nacional 9/34 que unen Rosario de la Frontera con Metán. Estos trabajos, aseguró el coordinador del Plan Belgrano en Salta, Roberto Ulloa (h), representan la primera etapa de la obra para la construcción de la autovía segura entre ambas localidades del sur provincial.

El 27 de marzo pasado, el Ministerio de Transporte de la Nación a través del Plan Belgrano, publicó el aviso de "licitación pública nacional para corredores viales N§ 1/2019. La misma comprende las obras de bacheo, fresado y restitución de carpeta de rodamiento de la ruta nacional 9 entre Rosario de la Frontera y Metán con un presupuesto asignado de $366.169.036".

La apertura de los sobres se realizará el próximo 23 de abril y, "aproximadamente 45 días después, los trabajos deberían dar inicio", indicó Ulloa a El Tribuno.

"Esta primera etapa de las obras beneficiará, sobre todo, a las personas que transiten entre Metán y Rosario de la Frontera, dándoles mayor seguridad y fluidez en cada viaje", destacó el coordinador salteño del Plan Belgrano.

Según los cálculos oficiales, los trabajos en la ruta deberían estar arrancando en los últimos días de junio, alrededor del 28 de ese mes, y llevarían un plazo de entre seis y ocho meses, con lo cual deberían estar terminados entre diciembre de este mismo año y febrero del 2020.

Ulloa explicó que "esta es la primera etapa de la autopista 9/34, que es la obra vial central para Salta, y la más importante por su magnitud". Agregó que "si bien se están haciendo otras más como la 81 o 51, y otros trabajos, esta es una obra fundamental porque es un corredor estratégico y de mucha circulación, sobre todo de la producción".

"Esas obras se vieron demoradas inicialmente por posturas de presentaciones en torno a la traza de las rutas en Metán y General Gemes, lo que llevó a que se comiencen las obras en Jujuy antes que en Salta", remarcó.

Ulloa resaltó que "teniendo en cuenta que esta ruta entre Metán y Rosario de la Frontera es una vía de mucha circulación entre las dos ciudades sobre todo y, teniendo en cuenta que la cinta asfáltica está en mal estado, se decidió hacer una etapa 1 de esta autopista. Entonces se van a hacer estos trabajos en una primera instancia hasta que se licite la obra grande”.

“En la etapa 2 -agregó- se hacen las otras dos manos que corresponden al otro carril de la autopista y se perfeccionan algunas obras de arte que corresponde a las autopistas, sobre todo en las entradas y rotondas, etcétera”.

El funcionario indicó que “la idea es darle economía, seguridad y rapidez a ese viaje (entre Rosario y Metán), mientras se va poniendo a punto el trazado final y el financiamiento de la autopista”.

“En un primer momento esta obra se demoró por los planteos de algunos sectores de comerciantes de Metán y Güemes; luego por el tiempo que llevó la articulación con el esquema de participación público privada”, explicó Ulloa y adelantó que “lo que se va a hacer ahora, es hacer esta obra para garantizar seguridad y después pasar a las etapas 2 y 3 que es la construcción de la autovía”.

En este sentido, aseguró que esta obra de bacheo y fresado no implica “de ninguna manera” que no se va a hacer la autopista, todo lo contrario. “Lo que trata de hacer la Dirección Nacional de Vialidad es ir garantizando el nivel de seguridad a los que la transitan para después complementar con la autopista”, sentenció.

Fuente: El Tribuno

Compartir

Comentarios