INGRESO A ACEROS ZAPLA / LA EMPRESA CORRE EL RIESGO DE CERRAR TRAS DECLARARSE EN CRISIS.

La empresa se declaró en quiebra y como ocurrió con la exfábrica en los '90 podría haber cientos de despidos. Por su parte, extrabajadores lograron ganar un juicio para acceder a una indemnización impaga.

Tal como sucedió hace unos 30 años en la ciudad de Palpalá, cuando Altos Hornos Zapla fue privatizado dejando sin su fuente de trabajo a una gran cantidad de jujeños, podría ocurrir lo mismo en la empresa Aceros Zapla (se llama así tras la privatización) que presentó el pedido de la habilitación del Procedimiento Preventivo de Crisis.

Esta alarmante situación generó preocupación en los trabajadores de la industria metalúrgica que esperan con mucha incertidumbre lo que resolverán el Ministerio de Trabajo, el gremio y la empresa cuando se reúnan el 15 de este mes para tratar el tema.

Por parte del Ministerio de Trabajo, el secretario de Trabajo y Relaciones Laborales, Juan Palermo aseguró que son "cerca de 300" los trabajadores que corren riesgo en caso del cierre.

En ese sentido, Enrique Ramos, delegado del sector de mantenimiento de Aceros Zapla, en diálogo con El Tribuno de Jujuy mencionó que "la semana pasada nos reunimos en el Ministerio, nos juntamos las partes y la UOM ya había presentado una nota pidiendo la nulidad de la audiencia para no abrir ese procedimiento de crisis y que se dé más plazo".

Indicó que los documentos que la empresa presentó fueron declarados incompetentes y no trascendieron al gremio, por ese motivo pidieron que se postergue la audiencia.

"Ese día recién hicieron entrega de la documentación y fijaron la audiencia para el 15 de abril. Después de esa fecha supuestamente ya se tiene que dar inicio al procedimiento preventivo de crisis", añadió.

El panorama en los trabajadores es similar al de aquella época que inició a fines de los años '80 y prosiguió en los '90, antes y después de la privatización, con olas de despidos y dolor en familias jujeñas que perdieron su trabajo.

"Por lo que dice la empresa y por la baja que hay en la producción el empleado tiene temor a perder la fuente laboral. Esto utiliza la empresa para bajar los aportes o suspenderlos como ya lo hizo en dos ocasiones, y se está hablando también de una merma en la carga horaria. En definitiva lo que se hace es bajar los sueldos", manifestó Ramos.

Además, afirmó que en los años 2016 y 2017 ya ocurrió algo que "perjudicó al empleado y se les bajaron los aportes. Nosotros no queremos que eso se repita, pero hay mucho temor por lo que aduce la empresa. Ya hablamos con el ministro (Agustín) Perassi y queremos buscar tener una audiencia con el gobernador (Gerardo) Morales para que nos ayude a salir de esta situación y nadie salga perjudicado".

 

El procedimiento de crisis

Es una herramienta que poseen las empresas que está respaldada por la Ley Nº 24.013 donde argumentan que "por bajas en las ventas y en la producción, por problemas en mercados, y otros externos a la empresa deba bajar los costos laborales", explicó Ramos.

"Le sirve al empresario para bajar los costos laborales, no se toca en definitiva las ganancias de la empresa. Con este procedimiento, si es autorizado por el Ministerio de Trabajo, le da el pie a la empresa para suspender o despedir trabajadores con el 50 % de indemnización".

La UOM está rechazando todo y no reconoce el inicio de este procedimiento aseguró.

"Según el Ministerio se librará a las partes, es decir, liberar a la empresa para que haga lo que quiera hacer y al sindicato en tomar medidas contrarias. De todas formas se consensuó entre sindicato y empresa para llegar a algún acuerdo y si no pasa eso quedarían liberadas las partes, eso pautaron en la última audiencia", sostuvo.

Compartir

Comentarios