El presidente llamó al

El presidente participó en la cena anual del Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento. Pidió "confianza y firmeza" a los empresarios.

 

 El presidente Mauricio Macri y ex ministro de Economía, Roberto Lavagna, coincidieron este lunes a la noche en la cena anual del Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (CIPPEC) que tradicionalmente convoca a la crema política y empresarial de la Argentina además de importantes dirigentes sociales. Por cierto la ex presidente Cristina Kirchner estaba invitada pero no asistió, como otros años. Fue todo un gesto de dos de los precandidatos presidenciales para las elecciones de octubre.

Otra señal de concordia fue que Lavagna se sentó en la misma mesa que el gobernador de Jujuy y referente de Cambiemos, Gerardo Morales. Otro gesto político de la noche fue cuando Morales se abrazó con el senador peronista Miguel Angel Pichetto, su ex colega del Senado aunque en bancas distintas.

Entre tanto,  el líder del Frente Renovador Sergio Massa prefirió que lo representara su esposa Malena Galmarini. Pero otros referentes de la oposición como el propio Lavagna, el senador Miguel Ángel Pichetto y el diputado Felipe Sola sí se hicieron presentes.

En su discurso, Macri le tiró un centro a la UCR al leer textos de los ex presidentes Arturo Frondizi y Raúl Alfonsín  sobre fallas de la economía a lo largo de la historia.  “Cómo dijo Julia Pomares estamos como en el tiempo atrapados en los mismos problemas“. Y leyó las cifras de déficit y la inflación promedio de los últimos 80 años: "62 por ciento". Recordó que la Argentina en su historia tuvo, ocho default de la deuda externa. "Estamos llevando un ordenamiento macroeconómico y buscamos a recuperar la moneda", agregó.

Luego Macri dijo que las malas políticas económicas y algunos convenios laborales provocaron "la destrucción por ejemplo de la marina mercante. Pérdida de 5000 puestos de trabajo que se fueron a Uruguay. "Otro mal ejemplo fueron los gastos en Aerolíneas donde pusimos 300 mil millones de pesos y no teníamos casi conexión entre destinos internos. Hoy vuelan 6 millones más de pasajeros", agregó en una crítica elíptica a los gremios aeronáuticos. 

En su alocución, el jefe de Estado consideró que la economía "va por el rumbo correcto", pidió "confianza y firmeza" a los empresarios y llamó al "diálogo" entre todos los sectores para superar la crisis de la economía argentina. 

En otro tramo de su discurso, el presidente trazó un diagnóstico sobre el problema del narcotráfico y elogió "los avances" logrados en la materia por su gobierno. Además, reiteró su apoyo a la educación como eje del desarrollo.

En la mesa con Macri estaban, además de Juliana Awada, el presidente de la Corte Suprema Carlos Rosenkrantz, la vicepresidenta Gabriela Michetti y el Presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, entre otros. 

 

Fuente: Clarín

Compartir

Comentarios