La reunión de los vicepresidentes se dio este lunes en Washington.

Los vicepresidentes de ambas naciones, Hamilton Mourão y Mike Pence, coincidieron en intentar una presión política y económica para lograr la salida de Maduro.

Hamilton Mourão, vicepresidente de Brasil, se reunió hoy con su par norteamericano, Mike Pence, y ambos reafirmaron entre otras cosas la necesidad de seguir presionando "política y económicamente" al régimen de Nicolás Maduro en Venezuela, hasta lograr su salida del poder.

En un encuentro posterior con la prensa en Washington, Mourão afirmó que no se analiza una intervención armada internacional, una salida que los países de la región rechazan, pero dio una fuerte señal de apoyo a una eventual "solución militar venezolana" al trazar un hoja de ruta que involucra a las fuerzas armadas de Venezuela como paso previo a una transición política concertada.

El vicepresidente brasileño afirmó que el primer paso en esa hoja de ruta debe ser una acción de las fuerzas venezolanas para "neutralizar" a los colectivos armados y milicias ultrachavistas que operan en el país con apoyo de la inteligencia cubana.

"No se puede pensar que la cuestión Venezuela se va a solucionar de la noche a la mañana porque los problemas son complejos", afirmó Mourao. "Hay una participación en Venezuela de un gran número de cubanos que manejan la inteligencia venezolana y también son los responsables del control de los colectivos, las milicias. Entonces yo creo que es una tarea de las fuerzas armadas de Venezuela hacer el trabajo de neutralización de esas milicias, de esos colectivos, para que se puede llegar a una solución concertada para la salida del señor Maduro", agregó.

Fuente: Infobae.

Compartir

Comentarios