Un familiar de Evaldo dos Santos Rosa grita y llora al lado del auto atacado por los militares en Río de Janeiro. AP

Los soldados dispararon más de 80 balazos y mataron a un hombre. Dijeron que respondieron a una “agresión criminal” desde el auto. Pero era falso. Y fueron echados.

Diez militares fueron detenidos en Brasil después de disparar más de 80 balazos contra un auto en el que viajaba una familia en Río de Janeiro. Mataron al padre, Evaldo dos Santos Rosa, de 51 años, e hirieron a otras dos personas.

Dos Santos Rosa trabajaba como músico y guardia. Este domingo iba en auto a un baby shower junto a su familia: su suegro, que resultó herido, su esposa, su hijo de 7 años y una chica de 13, que salieron ilesos. Un vecino que intentó ayudar también fue alcanzado por los tiros.

El incidente se produjo en el barrio Guadalupe, en la zona norte de Río, en el perímetro de seguridad de un área militar donde las tropas realizaban un "patrullaje regular", informó el Ejército.

 

En un primer momento los militares afirmaron que "reaccionaron a una agresión procedente de criminales a bordo del vehículo" pero , tras tomar declaraciones a los implicados y escuchar a testigos, "se identificaron inconsistencias" en esa versión, indicó el Comando Militar de la zona Este.

Como conclusión de esa indagación, "se determinó labrar actas de prisión de 10 de los 12 militares interrogados, por incumplimiento de las normas de acción".

La viuda de Santos Rosa aseguró que después del primer tiro pidió ayuda a los soldados, pero éstos continuaron disparando.

"¿Por qué el cuartel hizo eso? Los vecinos vinieron a socorrernos pero ellos siguieron disparando. Le pedí a uno de ellos: 'Muchacho, ayudá a mi esposo!'. No hicieron nada, se burlaron", afirmó la viuda, Luciana Nogueira a la TV local.

Un comisario de la División de Homicidios de la Policía Civil (PC), Leonardo Salgado, dijo el domingo por la noche a TV Globo que en el vehículo del músico "no se encontró ningún arma". "No veo indicios de legítima defensa, por la cantidad de tiros", agregó.

"¿Dónde está papá?"
"¿Cómo pueden hacer esto? Mi padre era un tipo bien, nunca hizo nada malo. ¿Y morir así? Con el auto lleno de disparos. Esa gente no puede tener armas en la mano. No tienen ninguna formación", sostuvo Daniel Rosa dos Santos, el hijo mayor del músico.

El joven de 29 años contó a O Globo que su hermanito no para de preguntar "¿dónde está papá?" y le exigió explicaciones al presidente Jair Bolsonaro, quien dijo que el Ejército "vino para proteger a la gente y no para sacar vidas".

"Asesinos, es lo que son", dijo otra familiar, Déborah dos Santos. "Es como lo dijo el gobernador: 'primero maten y luego vean'. Y eso fue lo que hicieron: primero mataron y luego vieron que se trataba de un padre, que había una familia, que había niños", contó.

El nuevo gobernador de Río, Wilson Witzel, prometió al asumir el cargo aplicar una política de mano dura frente al crimen, en un discurso sintonizado con el del presidente de extrema derecha Jair Bolsonaro.

En enero y febrero de 2019, los dos primeros meses que Witzel ocupó el cargo, 305 personas fueron abatidas por la policía en Río, de acuerdo con estadísticas del gobierno. Esa cifra representa un incremento de 17,6% respecto al mismo periodo de 2018.

 

Compartir

Comentarios