Desde la agrupación Acción Respeto Tucumán, destacan la visibilización que tuvo en la provincia las actividades tendientes a dar a conocer la problemática.



A lo largo de esta semana se vienen llevando a cabo una serie de actividades destinadas a visibilizar la problemática del acoso callejero. La actividad central está prevista para este jueves, a las 18, en plaza Urquiza.

"Nosotras arrancamos con actividades desde el domingo mismo y han sido en compañía de muchas otras agrupaciones que están poniendo el hombro a esta problemática. Mañana es la actividad más central con una concentración en la plaza Urquiza, a las 18, donde habrá intervenciones artísticas y dónde se va a hacer la lectura de un documento respecto de la posición en cuanto a la temática", informó Agostina Tosi de la agrupación Acción Respecto Tucumán.

Para la referente del movimiento, es la primera vez que Tucumán se hace eco de esta problemática por lo que destacó el compromiso de la sociedad.

"Es la primera vez que en Tucumán vamos a hacer una concentración y está teniendo mucha repercusión y mucha interacción y eso pone en la agenda la problemática", afirmó.    

No hay descripción de la foto disponible.

Agostina planteó la diferencia central que existe entre el acoso y el piropo. Al respecto, dijo que radica "en la existencia o no del consentimiento por parte de las mujeres y de los grupos disidentes, que también son acosados en la vía pública. Lo que ocurre a diario es que las personas que son desconocidos emiten un comentario sobre el aspecto de nuestro cuerpo o sobre la forma en que estamos vestidas sin nuestro consentimiento y no hay una relación de confianza para que eso suceda", indicó. 

Para la referente de la agrupación, "en estos momentos las mujeres estamos ubicadas en el lugar de objeto depositario de comentarios del otro en lugar de sujetios de derecho. Entonces se denomina acoso porque se está emitiendo una opinión sobre el aspecto de tu cuerpo sin un consentimiento respecto de esto. No importa si la opinión es positiva o negativa, no importa la connotación, sino que no hay un consentimiento de nuestra parte", agregó. 

En tanto, "el piropo existe en tanto y en cuanto hay un consentimiento de una relación de confianza mínima de base donde hay un consentimiento de nuestra parte para que esta persona emita esta opinión" 

En general, 9 de cada 10 mujeres dijeron haber sido víctimas de acoso callejero, por lo que se considera "una problemática que sufrimos las mujeres entre los 10 y 11 años y es tremendo que a esa edad seamos vistas como objetos sexuales de descarga de un comentario". 

Para finalizar, consideró que "el cambio más significativo se ha producido durante el último año donde la oleada feminista ha tenido otras características de más fuerza". 

Compartir

Comentarios