Luis Lehner participó del hallazgo junto a cientos de científicos.

El científico es físico teórico de la Universidad Nacional de Córdoba, trabaja hoy en el Instituto Perimeter de Física Teórica, situado en Waterloo, Canadá, y explicó la importancia de esta imagen.

La imagen del anillo de fuego alrededor de un círculo negro terminó con todas las especulaciones y bonitos dibujos o representaciones ilustrativas que tantas revistas científicas y hasta películas habían imaginado. La imagen de un agujero negro estaba frente a la vista, por primera vez en la humanidad.

La fotografía captada por gracias a un gran trabajo colaborativo que involucró 8 telescopios espaciales alrededor del planeta y 200 científicos de 60 prestigiosas instituciones del mundo, asombró a todos y volvió a remarcar que la Teoría de la Relatividad de Albert Einstein, publicada en 1915 está más vigente que nunca.

 

La región oscura central es la sombra del agujero negro, explicaron los investigadores(AFP)

 

En abril de 2017, los observatorios se unieron para observar los 'horizontes de eventos' de los agujeros negros, el límite más allá del cual la gravedad es tan extrema que incluso la luz no puede escapar. Después de casi dos años de trabajo, los científicos revelarán las imágenes este 10 de abril.

El argentino Luis Lehner es uno de los científicos que estuvo involucrado directamente en este estudio internacional. Físico teórico de la Universidad Nacional de Córdoba, que emigró en 1994 para realizar un estudio posdoctoral en Física, trabaja hoy en el Instituto Perimeter de Física Teórica, situado en Waterloo, Canadá, que es uno de los centros más importantes de Física del mundo.

"Mi trabajo allí fue dirigir a varios estudiantes que participaron de la parte integral de la creación de los modelos para poder obtener esta primera foto de un agujero negro", explicó a Infobae el especialista.

"Un agujero negro es una región del espacio tiempo, que tiene tanta gravedad, que impide que los rayos de luz puedan escapar del mismo. Cuando uno tira una piedra hacia arriba, escapa de la gravedad que la atrae y luego cae. Pero dentro de un agujero negro nada puede escapar, ni siquiera una pequeña piedra lanzada con mucha energía o velocidad, porque es tan fuerte su fuerza gravitatoria que nada puede salir de él", resaltó el científico.

Y agregó: "El próximo paso es enterder mejor a los agujeros negros y tratar de ver los límites de la Teoría de la Gravedad de Albert Einstein, que hoy por hoy sigue siendo una teoría útil para describir estos extremos gravitatorios extremos. Y eventualmente, si encontramos diferencias con la teoría de Einstein, poder elaborar una nueva teoría que la suplante".

Según explicó Lehner, "el impacto de lo que hoy se anunció es cómo la tecnología que se ha usado y el esfuerzo común de más de 200 científicos que nos ha llevado a la posibilidad de medir y tomar una foto de la densidad de un agujero negro y comenzar a inferir el comportamiento de la gravedad a esa escala y cómo influye la materia a su alrededor".

 

Parte de los científicos el proyecto EHT presentan en Washington la primera imagen de un agujero negro

 

"Gracias a la ingeniería y las capacidades humanas se pudieron combinar el trabajo de 8 telescopios alrededor del mundo para poder lograr una única imagen. Así, se pudo obtener un telescopio de lente efectiva del tamaño del diámetro de la Tierra", precisó el experto.

Y sobre el origen del proyecto, aclaró que "la investigación comenzó gracias a diversas ideas de varios científicos que confluyeron en estudiar otras frecuencias de datos en pos de develar una de las preguntas más grandes que los científicos nos hacemos respecto al Universo: cómo son y funcionan los agujeros negros y el rol que tienen en la formación de una galaxia".

Fuente: Infobae

Compartir

Comentarios