Txistas en la explanada de Casa de Gobierno.

Los conductores consideran necesario capacitaciones para acomodarse a los reclamos que está haciendo la mujer en los últimos tiempos. Trabajo en conjunto con Desarrollo Social, la Secretaría de Estado de la Mujer y el Ministerio de Seguridad.


El Sindicato de Conductores de Taxis se sumó a la Semana Internacional de Lucha contra el Acoso Callejero. En este marco, decidieron colocar sus autos en la explanada de casa de Gobierno con mensajes que apoyan la iniciativa.

Además, mantienen reuniones con funcionarios del Ministerio de Desarrollo Social, la Secretaría de Estado de la Mujer y el Ministerio de Seguridad a los fines de recibir capacitaciones para brindar un mejor servicio.

Resultado de imagen para semana contra el acoso callejero

"Desde la Secretaría de Estado de la Mujer se realizó un convenio con el gremio de los taxis y con el Ministerio de Seguridad para poder hacer capacitaciones con los taxistas", informó Florencia Villagra, encargada de Prensa de Desarrollo Social.  

Dentro de la Semana del Acoso Callejero, indicó que "van a comenzar una campaña de prevención del acoso dentro de los taxis. La idea es que lleven un vinilo con algunos mensajes como por ejemplo que "las mujeres por culpa del acoso callejero pierden su libertad de transitar por la vía pública", o sea algunos datos informativos para ir concientizando a la gente que usa este medio de transporte". 

Asimismo, señaló que desde la secretaría tienen varios proyectos para trabajar en conjunto con los taxistas como ser capacitaciones y el armado de un protocolo contra la violencia. 

Resultado de imagen para semana contra el acoso callejero

Por su parte, Julio Rodríguez, titular del Sindicato de Conductores de Taxis, comentó que vienen trabajando con el Minsiterio de Desarrollo Social y con la Secretaría de la Mujer porque "para nosotros es muy importante que los compañeros estén preparados para los cambios que son intensivos. Hoy estamos acá por la Semana del Acoso Callejero y es importante que los compañeros se adecúen a las circunstancias y que sepan que algunas palabras resultan una grosería y se pueden malinterpretar. Ante estas situaciones estamos trabajando para que los compañeros estén a la altura de las circunstancias", explicó.

Asimismo, agregó que se están preparando continuamente, tomando cursos porque "queremos que esto sea realmente un servicio bueno y de eso se trata de saber qué es lo que está bien, que lo que está mal y que es lo que se puede decir para que no se malinterprete".  

Compartir

Comentarios