Kylo Ren (Adam Driver) en "Star Wars: Episodio IX".

Se presentó en Chicago, durante la “Star Wars Celebration 2019”. Estuvo el director J.J. Abrams, la cinta se estrenará en diciembre.

“Nadie se va del todo”, dice la voz de Luke Skywalker en el primer y esperado avance de "Star Wars IX: The Rise of Skywalker" lanzado por The Walt Disney Company y Lucasfilm Ltd en la Star Wars Celebration de Chicago.

 

El director/escritor J.J. Abrams y la productora Kathleen Kennedy fueron acompañados por las estrellas Daisy Ridley, John Boyega, Kelly Marie Tran, Oscar Isaac, Billy Dee Williams, Naomi Ackie, Joonas Suotamo y Anthony Daniels, y los droides BB-8 y D-0, para una mesa redonda en la Celebración de la Guerra de las Galaxias en Chicago, moderada por Stephen Colbert.

El resguardado filme del director pondrá fin a la saga Skywalker que comenzó hace más de 40 años, pero aun cuando algunos personajes y actores que han pasado a mejor vida, el nuevo trailer indica que, como con todas las películas de la franquicia, la muerte era sólo un tecnicismo hace mucho tiempo en una galaxia muy lejana.

"Esta película además de ser el fin de tres trilogías, también tiene que funcionar como una película en sí misma", dijo Abrams, que dirigió el episodio VII. "Se trata de lo que esta nueva generación heredó de la luz y la oscuridad, y de si están preparados, listos para enfrentar un mal aún mayor".

Skywalker (interpretado por Mark Hamill) habrá muerto al final de la entrega más reciente, pero su voz domina el avance al decirle a alguien, posiblemente Rey (Daisy Ridley), “esta es tu lucha ahora”. 

La mayor revelación aparece al final del video de dos minutos: mientras Rey mira lo que parecen escombros de la Estrella de la Muerte, se escucha la risa del emperador Palpatine, que se creía muerto en "El retorno del Jedi".

También está de vuelta Carrie Fisher como Leia Organa, pese a que la actriz falleció en diciembre del 2016, gracias a material no usado para “The Force Awakens” (“El despertar de la fuerza”) que Abrams logró insertar a su propia narrativa para su nuevo filme. En una de las escenas el personaje parece sostener en sus manos la Medalla de Yavin, que en el primer filme entregó a Luke y Han Solo.

“Uno no puede simplemente cambiar a la actriz o hacerla desaparecer”, dijo Abrams. Y “la idea de tener un personaje generado por computadora ni siquiera era una opción”.

Compartir

Comentarios