Juan Guaidó, autoproclamado presidente encargado de Venezuela. Foto EFE.

El líder opositor advirtió a Estados Unidos que él nunca puso sobre la mesa esa opción.

El primer sorprendido del vertiginoso despegue que ha tenido su popularidad como líder político, que en menos de tres meses acapara las portadas de los principales diarios del mundo, es el propio Juan Guaidó. “Quién se lo iba a imaginar”, comenta al señalar que Clarín es el primer medio argentino al que le concede una entrevista personal y no por escrito.

El joven presidente interino de Venezuela, con granitos del acné en su barbilla, nacido hace 35 años en la Guaira, el litoral de Caracas, cuida su imagen, siempre de corbata y traje oscuro. Dice que estaba ansioso por el regreso de su esposa, Fabiana Rosales, quien estuvo de gira durante dos semanas por las principales ciudades del continente americano.

Comenta que viven amenazados y perseguidos desde el día en que fue juramentado como presidente del Parlamento el 5 de enero y luego, el 23 de enero, como mandatario interno.

“Fuimos dos veces tiroteados en las manifestaciones por grupos paramilitares y nos amenazan todos los días”, aseguró Guaidó, ingeniero industrial y militante del partido liberal Voluntad Popular, creado por el preso político más notorio del régimen, Leopoldo López.

-Han pasado ya tres meses desde que usted comenzó esta lucha y no ha caído Nicolás Maduro. ¿Hay cierto estancamiento en el proceso?

-Van tres meses en los que hemos avanzado muchísimo para acorralar y poner contra las cuerdas a Maduro, pero no olviden que llevamos años luchando contra el régimen chavista.

-¿Hasta dónde puede usted llegar ofreciendo garantías más allá de la ley de amnistía para que los militares, como usted propone, sean quienes saquen a Maduro?

-Hay algunas cuestiones que no se pueden hablar en público. En estos momentos de crisis y de violación de nuestra soberanía con la presencia de la guerrilla colombiana, el ELN, y de otros grupos irregulares no conviene ventilar asuntos transaccionales para preservar la institucionalidad de la fuerza armada nacional.

-Los países del Grupo de Lima y la Comunidad Europea rechazan una intervención militar en Venezuela. ¿Por qué insisten en el tema?

-Aquí de hecho ya existe intervención militar ilegítima como la rusa y la cubana permitida por Maduro. Y el único que puede autorizar una misión e intervención extranjera es el Parlamento nacional. Esto elimina cualquier posibilidad de intervención militar.

-¿No cree que poner todas las opciones sobre la mesa, incluyendo la militar, favorece a Maduro?

-Maduro es el único que pone la intervención militar en la mesa cuando va y habla con Bashar Al Assad y amenaza en convertir al país en otra Siria. Y abriendo vuelos de los iraníes entre Teherán y Caracas. Los que buscan una solución militar son ellos.

- ¿Pero cuál es su posición concreta sobre la intervención militar ?

-Nosotros nunca hemos puesto la opción militar sobre la mesa. Hemos hablado de cooperación internacional. Es el régimen de Maduro el que lo ha hecho y es un escándalo.

-¿ Han hablado con los rusos?

-En definitiva los rusos lo saben y han dicho que la resolución del conflicto es de los venezolanos. El Parlamento nacional es el que autoriza los convenios binacionales. Y sí, les hemos dicho que solo vamos a reconocer los contratos binacionales legítimamente autorizados por el poder legislativo.

-Maduro alega que lo de Rusia es cooperación técnica...

-El hecho es que hay tropas rusas no autorizadas en Venezuela. Y deben irse.

Fuente: Clarín

Compartir

Comentarios