Médicos venezolanos atendieron gratis en Jujuy

Durante la mañana atendieron gratis al público en general.

La jornada se llevó a cabo hoy por la mañana en los consultorios externos del Ministerio de Salud, donde un grupo de médicos autoconvocados que provienen de Venezuela y viven en la provincia brindaron atención gratuita.

Los profesionales abrieron las puertas para cualquier ciudadano que lo necesite, en especial a otros venezolanos que viven también en Jujuy, teniendo en cuenta que dicha población va en aumento y que muchos de ellos llegan con condiciones económicas y físicas desfavorables.

Tras la jornada, los doctores, que pertenecen a la Asociación de Médicos Venezolanos en Argentina pretenden seguir llevando actividades similares los días sábados.

Wilmer Bracho, referente de este grupo de profesionales, en diálogo con El Tribuno de Jujuy mencionó que “la motivación inicial para esto es el agradecimiento y gratitud nuestra hacia la comunidad por todo lo que recibimos acá. También un gesto de agradecimiento al Ministerio de Salud de Jujuy que nos brindó la posibilidad de trabajar legalmente como médicos”.

“Después de estar entre 6 y 8 meses acá nos sentimos con la posibilidad de ofrecer un espacio como este para aquellos que durante la semana no puedan acerca a una consulta. Adicionalmente a eso creció la población venezolana en Jujuy y se encuentran en situación de pobreza para que también puedan ser beneficiados”, añadió.

Son ocho médicos los que participaron y en total en la provincia son 29 que están distribuidos en diferentes localidades.

La gente se fue acercando de a poco, llegaron jujeños y también venezolanos que fueron atendidos, “no tenemos experiencia para hacer esto por eso no lo hicimos con tanta difusión, pero pensamos seguir haciendo estas jornadas”, dijo.

Wilmer Bracho también habló sobre la situación de las personas que emigran de Venezuela, “es bastante complicado porque todos los que emigraron lo hicieron con sus hijos o con mayores de edad. Argentina es muy atractiva y generosa con nosotros”.

En ese sentido comentó que al llegar le tocó trabajar en otras áreas, algo que también le ocurrió a los otros médicos, “yo fui paseador de perros en Buenos Aires. Otros cuidaron niños, fueron obreros, empleados, cuidando adultos mayores, etc. Tuvimos necesidades múltiples”.

Finalizó diciendo que “eso nos permitió crecer como personas, sensibilizarnos y ponernos en el lugar de otra persona que no la pasa bien. A todos nos sirvió de lección de vida y de aprendizaje para comprender al que más lo necesita”.

Compartir

Comentarios