El hombre quedó detenido por orden de la Fiscal interviniente.

Sucedió en Avenida Roca al 2.500 el sábado por la noche. Un agente del servicio penitenciario, vecino de la zona, lo interceptó y dio aviso a la Comisaría 3º.


 Momentos de tensión vivieron los dueños del local de empanadas ubicado en Avenida Roca 2569, el sábado por la noche, cuando cuatro violentos delincuentes a punta de pistola entraron a su local a llevarse el dinero que tenían en la caja y los teléfonos celulares.

En pocos minutos los ladrones se habían alzado con el motín, luego de haber golpeado al dueño del local. Cuando intentaban escapar, un agente del servicio penitenciario, vecino de la zona, lo interceptó y luego de forcejear logró quitarle el arma de fuego para después atraparlo y dar parte a la Comisaría 3º. Los otros cómplices huyeron.

El hombre quedó detenido por orden de la Fiscal interviniente, letrada Lucia Toledo. Se secuestró un arma de fuego semiautomática marca Bersa calibre 22, con la cantidad de siete cartuchos y su respectivo cargador.


Fuente: Comunicación Tucumán

Compartir

Comentarios