Agrupaciones femeninas clamaron por justicia para las víctimas

Se trata de un hombre de apellido Cabana y solamente resta capturar a un octavo acusado. La justicia ordenó la detención de ochos personas por la presunta partición de la desaparición y muerte de la joven clarinetista.

Ya se encuentra a disposición de la justicia el séptimo acusado por el aberrante crimen contra Analía Churquina. En este caso se trata de un hombre de apellido Cabana quien se entregó a la justicia y se suma a los otros siete detenidos.

Cabe destacar que la justicia ordenó la detención de ochos personas sindicadas de haber participado de la desaparición y posterior muerte de la joven clarinetista e integrante de la banda música del RIM 20.

Sin embargo, durante el transcurso de la investigación ocurrieron irregularidades y finalmente el magistrado tuvo que otorgar la libertad de los involucrados por "falta de pruebas".

El año pasado, el juez residual Pablo Pullen Llermanos reabrió la causa y ordenó la detención inmediata de los involucrados en el crimen.

 

El crimen

La música Analía Josefina Churquina tenía 20 años de edad y era clarinetista, integrante de la banda de música del RIM 20. En la madrugada del 9 de julio del 2010, salió de su casa de Perico para tomar un colectivo para dirigirse a la capital, porque ese día junto a la banda del Regimiento participaría del acto que se celebraría en Humahuaca.

Ese 9 de julio fue violada y asesinada. La joven estuvo desaparecida tres días, hasta que su cuerpo fue hallado en el paraje Las Pampitas.

Sin embargo, durante el transcurso de la investigación ocurrieron irregularidades y finalmente el magistrado tuvo que otorgar la libertad de los involucrados por "falta de pruebas".

El año pasado, el juez residual Pablo Pullen Llermanos reabrió la causa y ordenó la detención inmediata de los involucrados en el crimen.

A casi nueve años del tremendo crimen de la joven intérprete, que pertenecía a la Banda de Música del RIM 20, Analía Josefina Churquina de 20 años de edad, al momento de ser violada y asesinada en ciudad Perico el 9 de julio del 2010, pareciera que los ruegos de los familiares y amigos comenzaron a ser escuchados.

Recordemos que el hecho ocurrió en los últimos minutos de la madrugada del 9 de julio del 2010, en circunstancias en que la joven Analía Churquina, que tocaba el clarín en la Banda de Música del RIM 20 fue raptada mientras se dirigía a tomar un colectivo para dirigirse al regimiento.

Sus captores la golpearon brutalmente, la violaron, la estrangularon, luego de matarla ataron a su tórax una “cuarta” (soga para remolcar vehículos), con la que él o los asesinos la habrían “bajado” hasta el canal de riego, abandonando el cadáver en las aguas.

Según el hilo de la primera investigación llevada a cabo por los efectivos de la Brigada de Investigaciones, los entonces imputados, habrían ultrajado a la víctima a golpes de puño y de común acuerdo, uno tras otro abusar de la joven de manera brutal.

Los depravados individuos fueron sometiendo sexualmente a la víctima y en vista que la misma pudiera denunciar los hechos ya que conocía a la mayoría de sus atacantes, por convivir estos en el mismo barrio, habrían tomado la decisión de asfixiarla mecánicamente, ejerciendo presión con sus manos en el cuello hasta quitarle la vida (según los informes de la autopsia), y posteriormente ataron el cuerpo con una linga que después arrojaron hacia la vera del canal conocido vulgarmente como “el canal de la muerte”, e inmediatamente abandonaron la escena del crimen.

No conforme con lo ya acontecido sustrajeron diferentes pertenencias de la víctima, entre lo que se destaca el clarinete y un teléfono celular.

Fuente: El Tribuno

Compartir

Comentarios