Julito, Julio César, Daud, JR, o simplemente Rubino, así es conocido por el mundo periodístico local.

El referente deportivo de la provincia es el conductor de El Deportivo 12 y dueño de una trayectoria que, desde sus inicios, jamás soñó: "no estuve ni cerca de imaginarlo".

El reconocimiento a una carrera de casi tres décadas yendo detrás de la información, perdiendo horas valiosas y momentos preciados junto a los seres queridos, sólo por la satisfacción del cumplimiento de la actividad y "hacer lo que uno ama". Eso describe al periodista de raza. Eso describe a Julio Rubino. El periodista, rostro del equipo deportivo de LV12, cumple 29 años en la profesión.

El "¡Qué tal!, ¡Qué tal!, ¡Qué tal!" que lo caracteriza cada semana, de lunes a viernes, de 19 a 20 en El Deportivo 12, es la actualidad de una carrera que pasó por todas las áreas que un aspirante a dicha trayectoria puede abarcar. Su también presente como corresponsal de la provincia para la mundialmente reconocida Fox Sports mereció un duro camino previo.

"Fue un 15 de abril en LV12. La misma de hoy. Sí. FMI. Programa: Sport 90. Función: Rugby y Automovilismo. Radial y Gráfica. La Gaceta y el Siglo. Y la televisión llegó después. De la mano de un hermano mío: Félix Cerrutti. Ese que con retos y algunas discusiones ayudaron a moldear al que ven hoy en la pantalla", destacó en ese trayecto.

A su vez, el principal concepto que Rubino permitió elegir al hacer el balance, fue: "Escuchaba los partidos de fútbol por radio, pero nunca imaginé que podría estar tres décadas después conduciendo al mejor equipo deportivo de la provincia en la radio más grande de la región: LV12 Radio Independencia. Miraba los domingos el fútbol por televisión y jamás imaginé que muchos años después algunos de esos programas deportivos de Buenos Aires me tendrían como corresponsal en su pantalla informando desde Tucumán para Latinoamérica".

"¿Cómo no sentirme orgulloso?, si me volteo y veo hacia atrás tanto camino recorrido y siento que es enorme lo conseguido", sentenció el hombre de 47 años, que pese a la edad y la autoridad que ganó, no pierde el deseo, la conducta y el caracter de un adolescente con ganas de crecer.

"'¿Alguna vez lo soñaste?' Esto que me sucede en la actualidad: Jamás, no estuve ni cerca de imaginarlo".

Compartir

Comentarios