Centeno es un ex empleado del Ministerio de Planificación Federal.

El remisero Oscar Centeno amplió su indagatoria con escritos ante la Justicia. Aseguró que no entregó antes la información por estar sometido a "una enorme presión".

La "causa de los cuadernos" tuvo este lunes pequeños avances. El remisero Oscar Centeno, quien aportó las fotocopias, sumó un nuevo manuscrito. Asimismo, la Cámara Federal de Apelaciones de Buenos Aires confirmó que el juez Claudio Bonadio puede decidir si acepta a arrepentidos. 

Centeno -ex empleado del Ministerio de Planificación Federal- entregó nuevos textos a la Justicia y amplió su indagatoria. Ante el juez Claudio Bonadio, el remisero aseguró que no fue parte de los delitos que denunció y era solo un chofer, a pesar de estar procesado como supuesto miembro de una asociación ilícita.

Además, Centeno declaró que no denunció los hechos antes porque estaba sometido a una enorme presión, porque sabía que trabajaba para gente muy poderosa, y porque hubiera tenido que renunciar luego a su trabajo. Tras exhibirle sus manuscritos y contarle lo que tenía para decir, Guctavo Kollmann (su defensor oficial) decidió solicitarle al juez Bonadio que le tomara una ampliación de indagatoria, algo a lo que el magistrado accedió.

Centeno está procesado como miembro de una asociación ilícita que cobró sobornos a empresarios vinculados a la obra pública en el kirchnerismo. Por otra parte, la Cámara Federal de Apelaciones de Buenos Aires confirmó que el juez Claudio Bonadio, a cargo de la causa "de los cuadernos de las coimas" puede decidir si acepta a arrepentidos, al rechazar una apelación del fiscal del caso, Carlos Stornelli.

Al resolver sobre el caso puntual del imputado marplantese Osvaldo Parolari, el tribunal sostuvo que la ley del Arrepentido (27.304) establece "claramente que el juez de la causa para aprobar el acuerdo de colaboración, no sólo debe efectuar un control sobre el cumplimiento de los requisitos formales" sino que también debe analizar si la información aportada "es útil" a la investigación.

Bonadio "actuó dentro de los límites previstos por la normativa", concluyeron los camaristas al remarcar que el juez tiene la última palabra a la hora de homologar o no un acuerdo de los fiscales con un arrepentido. El juez del caso cuadernos rechazó homologar el acuerdo al que el fiscal Carlos Stornelli llegó con Parolari porque entendió que no proporcionó "nuevos datos que sirvan para esclarecer el hecho o la identidad de los autores".

Fuente: Crónica.

Compartir

Comentarios