Casi un tercio de la población laboral trabajó en negro

Uno de cada tres trabajadores no cuenta con todas las prestaciones laborales por la caída del empleo registrado.

El Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) informó el miércoles la evolución de los puestos de trabajo en 2018: por la crisis económica se destruyeron 101 mil puestos durante el año pasado (-0,5%). Ese dato, sin embargo, cambia sustancialmente con el desagregado entre asalariados, informales y no asalariados.

 

Según el Indec, la cantidad de puestos de trabajo asalariados registrados -los empleados en blanco- pasó de 10.800.000 en el cuarto trimestre de 2017 a 10.696.000 en el mismo período de 2018 (-1%).

 

En cambio, la cantidad de puestos de trabajo asalariados no registrado -los considerados en negro- pasó de 4.941.000 a finales de 2017 a 4.981.000 a finales del año pasado (+0,8%).

Por su parte, la cantidad de puestos de trabajo no asalariados pasó de 5.263.000 en el cuarto trimestre de 2017 a 5.227.000 en el mismo período de 2018 (-0,7%).

El panorama laboral es complejo: año tras año un país necesita crear puestos de trabajo para las personas que están en edad de ingresar al mercado laboral, pero la Argentina perdió en 2018 más de 101 mil empleados en blanco, provocó 40 mil trabajadores más en negro y terminó con 36 mil personas que trabajan sin recibir una remuneración que ahora ni siquiera lo hacen.

Compartir

Comentarios