La fachada de la Casa de Gobierno de Tucumán se iluminó esta noche con el característico color rojo violáceo que identifica a la uva malbec.

Para sumarse a los festejos por el Día Mundial del Malbec, la fachada de la Casa de Gobierno de Tucumán se iluminó esta noche con el característico color rojo violáceo que identifica a la uva malbec. Por su antigüedad y por su historia, la cepa malbec es tradicional en Tucumán. Además, las 18 bodegas locales, que producen vinos en los Valles Calchaquíes a más de 2.000 metros de altura, comercializan en total más de 90 etiquetas, de las cuales 31 corresponden a vinos malbec.

 

El director ejecutivo del Instituto de Desarrollo Productivo (IDEP), Dirk Trotteyn, encabezó los festejos que se llevaron a cabo en la explanada del Palacio Gubernamental, donde se dieron cita referentes del sector vitivinícola, de Turismo y público en general.

“Nos parece fundamental que el tucumano conozca la cepa que se cultiva en la provincia, la calidad y fundamentalmente que cuando se acerque a un punto gastronómico pida un vino tucumano, lo recomiende y lo regale”, expresó el director del IDEP.

En la provincia existe una tecnicatura en enología que acompaña varias actividades que se desprenden de este tipo de producciones que ayudan al crecimiento económico. 

Alberto Guardia, presidente de la cámara de Bodegas y Viñedos de Tucumán y dueño de `Bodegas las Arcas de Tolombón` hizo un repaso sobre la actividad y contó que “La cepa del malbec dio inicio en la década del ´90 y hoy tenemos unas 50 hectáreas que abastecen al mercado tucumano, de Buenos aires, de Córdoba de Salta que son los que mas se han adaptado a nuestros vinos, y hoy en Mendoza, donde pensamos que sería difícil de lograr pero lo logramos”.

En 2009, el Instituto de Desarrollo Productivo de Tucumán (IDEP) propició la creación de la marca Vinos del Tucumán, para nuclear y para representar a los productores de la provincia con el fin de potenciar la actividad del sector y de subrayar el carácter calchaquí de los productos. Desde la creación de Vinos del Tucumán, el sector vitivinícola local consolidó su expansión y vinculó su crecimiento a otras actividades como el turismo.
La historia de los primeros viñedos de los Valles Calchaquíes se remonta a fines del siglo XVI, mientras que la producción de vinos en la región se inició a fines del siglo XIX. En sus orígenes, el cultivo de viñedos en los Valles se inició con la uva criolla pero, en la actualidad, se cultivan otras cepas -además de malbec- como torrontés, cabernet sauvignon, bonarda, syrah y tannat.

Compartir

Comentarios