Los delincuentes ingresaron por una tapia del fondo. “Sentimos una enorme frustración por lo que estamos viviendo”, indicaron desde la entidad de beneficencia.


 El dolor y la impotencia se apoderaron del Hogar San Roque. Desconocidos ingresaron el jueves a primera hora y sustrajeron sillas de ruedas y una bomba de agua. En el lugar se encuentran alojadas personas de escasos recursos y que además de recibir atención médica, son contenidas.

“Sentimos una enorme frustración por lo que estamos viviendo. Si bien es cierto que esta es la primera vez que nos roban en el año, nos queda la sensación de que nadie nos cuida”, indicaron las responsables de la entidad de beneficencia.

Según contaron, los delincuentes ingresaron por una tapia del fondo de la institución. “Los vecinos se dieron cuenta porque habían puesto elementos para saltar la paredes. Llamaron al Servicio 911 y nunca llegaron. Después nos avisaron y venimos a ver qué había pasado”, explicaron.

Las responsables del Hogar explicaron que podría haber pasado cualquier cosa. “En esos momentos había más de 130 personas durmiendo y las empleadas. Afortunadamente los ladrones no les hicieron nada. Pero es inexplicable que pase algo así. Lo más lamentable es que nunca se recuperan las cosas que nos roban”, indicaron.

Los ladrones ingresaron al depósito y sustrajeron varias sillas de ruedas. También se llevaron una bomba de agua que es fundamental para no haya problema con el suministro en el establecimiento.

“Este es el primer robo que sufrimos en el año, pero ya fuimos víctimas de delincuentes en varias oportunidades. Lo más doloroso es que se llevan cosas que se adquieren con un enorme esfuerzo y la ayuda de mucha gente. Pero es más terrible que nunca las recuperen y así todo debe iniciarse de nuevo”, dijeron las responsables de la entidad.

Tanto los responsables como los vecinos de la zona, se quejaron de la falta de Policías en el barrio. “De día están e incluso estacionan sus autos particulares por aquí. El problema es de noche. Esto es tierra de nadie”, concluyeron.

 

 

Compartir

Comentarios