La concentración que dirigió Guaidó durante el Viernes Santo.

Será el próximo 1 de mayo. Dijo que 'está empezando la transición hacia un nuevo gobierno'.

El opositor Juan Guaidó convocó una movilización masiva en Venezuela el 1 de mayo para exigir el "cese definitivo de la usurpación" del presidente Nicolás Maduro, con quien mantiene una pugna por el poder. 

"Convocamos a todo el pueblo a la marcha más grande que va a haber en la historia del país, a exigir el cese definitivo de la usurpación", declaró Guaidó, reconocido como mandatario interino por más de 50 países, ante miles de personas congregadas en Caracas. 

Eso sí, el jefe del Parlamento, de mayoría opositora, evitó revelar si el destino final de esa movilización sería el palacio presidencial de Miraflores, como algunos simpatizantes pedían a gritos.

Al lanzar hace unos meses la "operación libertad", su hoja de ruta para lograr la salida de Maduro, Guaidó dijo que culminaría en una gran movilización hacia Miraflores. Pero luego no lo volvió a mencionar. 

Desde que se autoproclamó presidente encargado el 23 de enero, ha llamado a aumentar la presión contra el gobierno en las calles, con concentraciones vecinales y grandes marchas en todo el país, sumido en la más grave crisis económica de su historia reciente. 

Guaidó se juramentó después de que el Legislativo declarara a Maduro "usurpador", alegando que su segundo mandato (iniciado en enero) es producto de elecciones fraudulentas.

"Está empezando la transición en Venezuela hacia un nuevo gobierno”, dijo Guaidó, quien aspira organizar elecciones. 

"Quien usurpa funciones no va a ceder el poder. Solamente va a ser la presión ciudadana la que nos va a llevar a avanzar con este proceso, solamente va a ser la fuerza en la calle", afirmó el dirigente, de 35 años. 

Loris Oliveros, abogada y activista, coincide. "Debemos mantenernos en la calle. Veamos el ejemplo de Sudán, que estando cinco días en la calle logró que el tirano de allá se fuera", dijo a la AFP durante el acto.

Compartir

Comentarios