La falta de acuerdos entre oficialismo y la oposición tienen casi paralizada la actividad en el recinto de la Cámara baja

El oficialismo intentará consensuar un listado de proyectos en procura de sesionar el miércoles.

La falta de acuerdos entre oficialismo y la oposición tienen casi paralizada la actividad en el recinto de la Cámara baja, donde luego de la Asamblea Legislativa del 1 de marzo solo se realizaron dos reuniones.

En la primera, el 3 de marzo, la oposición reunió quórum para sesionar sobre proyectos que frenaban los aumentos tarifarios, aunque no consiguió la mayoría especial requerida para que ese y otros proyectos de índole social pudieran ser tratados.

Una semana después, los diputados bajaron al recinto para recibir el primer informe del año (segundo al Congreso) del jefe de Gabinete de ministros, Marcos Peña, en una intensa sesión que se extendió por casi nueve horas.

En un esquema original, ideado a principios de marzo, figuraba una sesión para el miércoles 27 de ese mes con el objetivo de tratar el proyecto de ley antibarras bravas y otra para el próximo miércoles con el posible tratamiento del proyecto de financiamiento de los partidos políticos.

La realidad muestra que, a días del miércoles 24, los principales referentes de oposición y oficialismo conversan para intentar acordar un temario con cuestiones que no presenten mayores discrepancias y que sirvan para "dar una señal de que la Cámara trabaja y aprueba algunos proyectos", según confiaron desde ambos espacios.

Entre los temas que se pueden incluir figuran la ley de promoción al conocimiento, que recibiría dictamen el próximo martes y la que protege el tráfico de bienes culturales mediante un registro nacional digitalizado, con media sanción del Senado.

La creación de un registro y control de productos fitosanitarios, es impulsada por el bloque Cambiemos, pero aún presenta algunos cuestionamientos de la oposición, por lo que no está segura su inclusión en el temario.

Pese a que la mayoría lo descarta, algunos diputados de Cambiemos se mostraron entusiastas con la posibilidad de llevar al recinto, también éste miércoles, el proyecto de ley de financiamiento de los partidos políticos, que hace tres días aprobó el Senado.

Imaginan un escenario en el que un plenario de comisiones le de dictamen al proyecto en una reunión que se podría realizar el martes, y, a partir del acuerdo de los diferentes bloques, incluirlo sobre tablas en la sesión del día siguiente.

El mayor peso de fuerzas como la izquierda, o de otras que no tienen representación en el Senado, e incluso la propia Coalición Cívica, hacen aparecer a esta opción como poco probable: "Diputados no es lo mismo que el Senado, hay mayor heterogeneidad de fuerzas", admiten los encargados de llevar adelante las negociaciones por la agenda.

Compartir

Comentarios