Los ladrillos se detectaron a través del scanner móvil de Aduana.

Ocurrió en el puente internacional de Pocitos, que une Argentina y Bolivia. El chofer quedó detenido por órdenes del juzgado Federal de Tartagal.

 

 Durante las primeras horas de la tarde de este domingo, en el puente internacional de Pocitos, que une Argentina y Bolivia, Aduana nacional detectó que un camión procedente del vecino país llevaba, ocultos en su tanque, 74 paquetes y procedió a su secuestro que resultó ser clorhidrato de cocaína. Por el hecho quedó detenido el chofer del vehículo, tras las órdenes del Juzgado Federal de Tartagal, que interviene en el caso.

Según se informó, los ladrillos se detectaron a través del scanner móvil de Aduana, por lo que trabajaron durante varios minutos para sustraer los paquetes del depósito.

Tras ser secuestrar los sospechosos ladrillos embalados con cinta gris, roja y azul, los efectivos realizaron la prueba de narcotest y dio positivo para clorhidrato de cocaína.

Durante la tarde de este domingo se encontraban pesando la droga y todavía no tenían un resultado exacto sobre la cantidad de cocaína que el conductor del vehículo intentaba ingresar al país.

 

Fuente: El Tribuno

Compartir

Comentarios