Con la eliminación de la Copa de la Superliga consumada, el hasta hoy DT Santo remarcó que su ida estuvo pactada y que su vínculo duraba hasta la finalización del semestre.

 

 El Santo se despidió, con una contundente derrota ante Unión de Santa Fe, de la Copa de la Superliga. Fue 3 a 0 y de esta manera quedaron sepultadas las ilusiones de avanzar de fase en el nuevo torneo del fútbol argentino.

Y una vez concluido el encuentro, Ricardo Caruso Lombardi confirmó el final de su corto ciclo : “Fue mi último partido. Voy a Tucumán a buscar mis cosas del club y vuelvo a Buenos Aires”, dijo el DT.

El entrenador había llegado a ocupar el lugar dejado por Gastón Coyette en la Superliga. Bajó su conducción, los de Ciudadela ganaron un partido, empataron en cuatro ocasiones y perdieron tres.

“Perdimos bien, no hay mucho que objetar. Desde que estoy acá fue de lo peorcito. Este fue mi último partido, era lo pactado. Tenía toda la ilusión de ganar, llegamos con 18 jugadores justos, perdimos bien. No hay mucho para objetar, mucho para decir no tenés”, expresó el técnico.

Algunas fuentes indicaban que Caruso tiene importantes chances de asumir en Newell’s, institución que este domingo despidió a Héctor Bidoglio.

Compartir

Comentarios