Los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE), como el ibuprofeno y el ketoprofeno, son objeto de informes de farmacovigilancia sobre complicaciones infecciosas graves.

Un informe oficial de Francia alertó sobre su consumo sin embargo la directora de la Cámara de Medicamentos de Venta Libre, Jimena Worcel, asegura que los efectos adversos son posibles cuando el uso es prolongado y superiores a los 1.200 miligramos.


"El ibuprofeno 400 mg es de venta libre en la Argentina. No es el caso para dosis más altas (600 u 800 mg) para las que se necesita la prescripción y el control de un médico", afirma la psiquiatra y derectora de la Cámara Arfgentina de Medicamentos de Venta Libre, Jimena Worcel.

La agencia francesa del medicamento (ANSM) afirma haber constatado que el ibuprofeno y el ketoprofeno pueden agravar las mismas infecciones que se pretende tratar con estos fármacos, y ha pedido una investigación a nivel europeo. También emitió una serie de recomendaciones para profesionales y para pacientes (ver la lista al pie de esta nota).

Un portavoz de la Agencia Nacional de Seguridad del Medicamento y de los Productos Sanitarios (ANSM) de Francia explicó a la agencia de noticias EFE que "a petición francesa" se va a llevar a cabo un análisis colegiado con sus homólogos europeos.

El vocero recordó que las autorizaciones de los medicamentos se hacen para toda Europa, no sólo para Francia, y que es en esa escala en la que se tiene que hacer una reevaluación de la relación riesgo-beneficio de esos productos.

La especialista detacó que lo que se observa en el país que las dosis altas se venden sin receta a pesar de la restricción indicada. "Ya no se trata de automedicación sino de autoprescripción", señala Jimena Worcel. 

Al ser consultada sobre las diferencias con el paracetamos, Worcel. aclaró que ambos son analgésicos y se prescriben según la afección o síntoma del paciente, "no es que uno es excluyente del otro", manifiesta.

 

Más detalles del informa francés

Esas complicaciones se observaron al cabo de periodos de tratamiento muy breves (de dos a tres días) cuando el ibuprofeno o el ketoprofeno se habían recetado (o utilizado en automedicación) para fiebre, problemas cutáneos benignos de aspecto inflamatorio, respiratorios o del sistema otorrinolaringológico.

En los casos estudiados, que se remontan a un periodo prolongado iniciado el año 2000, los investigadores franceses analizaron 337 de complicaciones infecciosas con ibuprofeno y 49 con ketoprofeno que tuvieron un carácter severo y estuvieron en el origen de hospitalizaciones, secuelas e incluso muertes.

El ibuprofeno es el segundo antálgico (analgésico) más utilizado en Francia para el primer nivel de gravedad, después del paracetamol.

Fuente: Infobae

Compartir

Comentarios