El ministro Fernández también señaló que las lluvias complicaron el estado de los caminos.

El sector citrícola se ve demorado en relación a los envíos destinados a los Estados Unidos, mientras que la leguminosa está "prácticamente parada".

El ministro de Desarrollo Productivo, Luis Fernández, aseguró que, debido a precipitaciones constantes que vienen cayendo sobre la provincia en las últimas semanas "las lluvias están afectando fundamentalmente a dos sectores, primero al limón, porque esta es la oportunidad en que estamos cosechando con destino a Estados Unidos. Tiene que tener una serie de características, fundamentalmente de color, con lo cual el paso del tiempo acorta la ventana en que podemos exportar hacia este destino”.

Como segundo sector afectado, Fernández hizo hincapié en la soja: "en estos momentos tendría que estar en su máximo nivel de cosecha y está prácticamente parada por las lluvias, pero además normalmente hay algún nivel de deterioro en la calidad del grano que después se traduce en el precio”.

En tanto que, sobre la caña de azúcar, el ministro afirmó: “Estas lluvias lo que hacen es retrasar la posibilidad de tener piso en condiciones para recibir maquinaria pesada, como son las cosechadoras, pero todavía tenemos tiempo. La cosecha se generalizará alrededor del 15 o 20 de mayo”.

Fernández también señaló que las lluvias complicaron el estado de los caminos, sobre todo en el sur de la provincia. “Estas lluvias son de carácter excepcional, con alta pluviometría en muy corto plazo de tiempo, lo que transforma los caminos en desagües y allí vienen los deterioros inmediatos. Esto se está tratando de solucionar en la medida de las posibilidades”, aseguró. En este sentido, informó que “hay un plan de reparación en función de las prioridades de cosechas, se empezó con las áreas limoneras, se sigue con las áreas de granos y después con todas las áreas de caña de azúcar”.

Compartir

Comentarios