El plantel de Boca no pudo aterrizar

El aeropuerto de Ibagué volvió a cerrarse por las condiciones climáticas y el avión, a punto de bajar en Ibagué, fue desviado a la capital colombiana.

El plantel de Boca se entrenó y luego emprendió su viaje a Colombia para jugar el miércoles que viene el encuentro frente a Tolima por la Copa Libertadores de América. Y después de varias idas y vueltas, sucedió lo temido: el mal clima de la ciudad de Ibagué impidió llevar a cabo el plan de vuelo pactado.

En un principio, el Xeneize tenía previsto hacer solo una escala en Cali, aunque el aeropuerto de la ciudad donde juega Tolima se mantuvo cerrado durante varias horas por niebla y lluvia y entonces la dirigencia tuvo que analizar diversas variantes. Según el primer "plan de emergencia", la delegación se quedaría por la noche en Cali y este martes partiría a Ibagué (en micro, el traslado demanda unas cinco horas).

Sin embargo, faltaban más capítulos para cerrar la historia. El tiempo mejoró por la tarde y los jugadores emprendieron el vuelo a Ibagué, tal como estaba previsto en un principio, para entrenarse mañana y quedar listo con vistas al partido por Copa Libertadores. Pero a punto de aterrizar, el aeropuerto volvió a ser cerrado por las condiciones climáticas y el avión debió seguir de largo rumbo a Bogotá.

Así, el plantel finalmente pasará la noche en la capital colombiana. Allí se entrenará por la mañana y luego deberá viajar unas tres horas en micro 200 kilómetros rumbo a la esquiva Ibagué.

Compartir

Comentarios