Sagra dialogó con LV12 en Lado B.

Además, Sagra no consideró inapropiada la gestión de Caruso Lombardi y su campaña para quedarse con la conducción de los entrenadores.

Asimilando aún el descenso, el presidente de San Martín quiere anticiparse al mercado y elegir cuanto antes al DT. ¿Qué nombres le interesan como sucesor de Caruso, qué balance realizó?

El barco hundido de San Martín en su trayecto por la Superliga del fútbol argentino tuvo sus paradas difíciles de asimilar, idas y vueltas con más penas que glorias y capitanes de timón con los que Roberto Sagra, presidente de la institución de La Ciudadela, no llegó a buenos puertos. El mandatario hizo su balance en diálogo con Lado B, en LV12: ¿termina su mandato?, ¿por qué descendieron?, ¿quien sucederá a Caruso?. Entredichos, relaciones desgastadas, una gestión que recibió su peor golpe esta temporada y un Santo que "no asumió su enfermedad y no se pudo curar".

"Estamos asimilando lo del descenso en base al sentimiento de algunos errores cometidos desde la dirigencia. La mayoría de los planteles tenían el 80% conformados, nosotros no definimos bien muchas cosas. El problema nuestro estuvo en el arranque con malos resultados. Quisimos hacer un giro con Caruso y no se nos dio. Vi la hinchada muy unida y apoyando al plantel, en disidencia con nosotros", fue el enunciado de un Sagra con respecto a la fatídica temporada 2018/19 y enfocado en lo que va a venir: "trataremos de armar una estructura para lograr el ascenso, que no va a ser fácil".

Los entrenadores del descenso y los pretendientes al trono

Sagra detalló las relaciones y los momentos claves en dichas etapas, reconociendo en principio un tira y afloje con Rubén Forestello con una sentencia contundente en tanto al armado del plantel antes del inicio del campeonato: "los planteles son de los clubes, no de los técnicos. No veíamos una realidad buena de jugadores en los últimos años de los que él quería. No me gustó una vez una declaración y en su momento le dije que se vaya si no quería seguir".

Uno de los principales villanos para el hincha Ciruja fue Gastón Coyette, al que le reconoció tanto buenas como malas: valoró el haber salido de la zona roja luego del clásico, pero en un momento determinado, "los vi muy perdidos antes del partido con Belgrano. Coyette no entró con lo mejor que teníamos. Exageró el tema de las relaciones en ese momento. Ese partido fue un quiebre de la relación de Gastón con San Martín".

Los que menos participación tuvieron fueron Ariel Martos, Floreal García y Ricardo Caruso Lombardi, aunque el ruido del entrenador que se despidió ayer del plantel pareció hacer eterna su estadía en el club: "Caruso fue el cirujano especialista para un enfermo en situación caótica. Hicimos el mayor esfuerzo en traerlo, los jugadores y yo estábamos golpeados. Nos sacudió en el factor anímico. Lo de él fue bastante bueno".

En cuanto al próximo DT, Sagra buscará resarcir un error que consideró que provocó en Primera, ya que quiere "adelantarse al mercado y no perder tiempos". Además, no se rasgó las vestiduras para poner nombres en la mesa, de los que aseguró que "si mañana aparece una mejor opción, la vamos a evaluar": "Delfino está peleando arriba, representa un estilo más conservador con un plantel no muy elevado en costos. Rondina pelea con Arsenal. Ortiz en Platense anda bien. Esmerado se destacó y recondujo a Almagro. Orsi y Gómez trabajaron en Flandria y están hace mucho en la categoría. Aldirico empezó bien y no tuvo muchos resultados", y destacó el estilo que le gusta para ser protagonista: "quiero una identidad similar a la de Heinze en Argentinos y Coyette en Chacarita en la B Nacional".

"Voy a tratar de cumplir mi mandato de la mejor manera posible"

En emoción 'violenta' y con un descenso muy presente, uno de los principales destinatarios de los reproches se encuentra en lo más alto, y Roberto Sagra es la cara visible de las responsabilidades, a las que no les escapó por aducir que los resultados deportivos vienen por su cuenta. Su principal intención es finalizar su gestión, pero indicó sus limitaciones ante un posible fracaso en el horizonte: "hoy no me planteo si voy a seguir o no. Jamás me voy a comer el personaje, si veo que no le voy a hacer bien o que alguien pueda hacerlo mejor que yo, no tengan dudas de que voy a dar un paso al costado. Lo único que me interesa en el mundo es seguir yendo a la cancha con mis hijos".

Caruso y su gestión simultánea con el gremio de entrenadores

"Nunca descuidó al club, nunca sacó la cabeza de esto, fue lo más profesional en ese sentido. No veo incompatible su campaña con la parte técnica en San Martín", reconoció el presidente a pesar de reiteradas críticas desde distintos sectores, sobre todo por colegas con pasado en la institución de Bolívar y Pellegrini.

Compartir

Comentarios