Algunos vehículos que fueron secuestrados en diferentes causas serán para la Policía.

Algunos vehículos que fueron secuestrados en diferentes causas serán para la Policía.

Desde el Ministerio Público Fiscal dijeron que muchos de los rodados quedaban en depósitos y se iban deteriorando en el tiempo.

En el marco de lo dispuesto por el artículo 215 del Código Procesal Penal de Tucumán (CPPT) y por el Plan de Recuperación de Activos, la Policía recibirá más de 100 vehículos que estaban secuestrados por diferentes causas. 

El Ministro Público Fiscal, Edmundo Jiménez ordenó a las distintas unidades fiscales que posean bajo su órbita causas donde existan motocicletas o automotores secuestrados, remitirlas a la “Unidad Especial de Resolución de Causas”.

Desde el Ministerio  se resolvió entregar vehículos al Ministerio de Seguridad con el objetivo de optimizar su capacidad operativa en la lucha contra la inseguridad. La cesión será paulatina, de modo que el primer préstamo constaría de alrededor de 20 autos, cuatro camionetas y 20 motocicletas.

"Estos vehículos, que se secuestran en las causas judiciales, vamos a entregarlos a la Policía a los fines de que tengan mayores herramientas y elementos para combatir el delito. Antes, el destino pasaba desapercibido y normalmente quedaban en depósitos donde se iban deteriorando con el tiempo. Ahora vamos a darle utilidad para que la comunidad tenga respuesta y la paz que precisa”, dijo Jiménez.

“Se los va a identificar como vehículos recuperados de los delitos destinados a la seguridad. Antes quedaban secuestrados porque no se los solicitaba, ahora hicimos el relevamiento de todo y estamos entregando una primera tanda. Vamos a seguir con esta política porque ya lo hicimos con las armas y con todo elemento que sea de utilidad para la fuerza policial para poder dar más seguridad a la comunidad”, concluyó el jefe de los fiscales.

Proceso de identificación, selección y acondicionamiento de los vehículos

A los fines de dar cumplimiento con este propósito, se viene implementando un proceso de identificación, selección y acondicionamiento de los vehículos que pueden devenir en recursos a ser entregados al Ministerio de Seguridad. Para ello, se comenzó realizando un relevamiento en cada una de las dependencias policiales, identificando minuciosamente los vehículos secuestrados. Luego de constatar el estado general de los mismos, se confeccionó un informe técnico a los fines de llevar adelante las reparaciones que fueran necesarias para dejarlos en correcto estado de funcionamiento. Para su identificación al momento de circular, la totalidad de los vehículos serán ploteados con la leyenda “Vehículo recuperado del delito – MPF”, junto con la repartición policial a la que será asignado oportunamente.

Compartir

Comentarios