Boda

Silvina Escudero

Su novio, Federico, es dueño de un bajísimo perfil. No le gusta sentirse expuesto y se siente incómodo ante la popularidad de su novia.

Antes de blanquear su relación, jugó a las escondidas durante mucho tiempo. ¿El motivo? Silvina Escudero quería ir despacio, hacer las cosas diferentes y, principalmente, cuidar a su pareja. Su novio, Federico, es dueño de un bajísimo perfil. No le gusta sentirse expuesto y se siente incómodo ante la popularidad de su novia.

Silvina no suele compartir fotos con su amor, tampoco hablar de su relación. Por eso, ahora sorprendió con su declaración. Desde hace mucho tiempo, la bailarina tiene ganas de casarse con su pareja. De hecho, ya hablaron de tener hijos... ¡Más de uno! Entonces, ¿por qué no caminan juntos hacia el altar?

 

Sincera, la morocha reveló que ella tiene muchísimas ganas de casarse con Federico. En cambio, él se niega. No se siente cómodo con la idea de sellar su amor con una firma. "El no está como muy firme con el casamiento. Como que dice que nuestra lealtad y nuestro amor es mirarnos a la cara todos los días. Y se pregunta qué vamos a conseguir por casarnos, ¿más amor?”, dijo en una nota conConfrontados.

Antes de cerrar, Silvina dejó muy en claro que ella, una y otra vez, le manifiesta a su pareja su intenso deseo de tener una boda. "Yo le digo que quiero entrar de la mano de mi papá. Pero bueno...”, confesó y, antes de finalizar, le tiró flores a su pareja: "La verdad es que con Fede nos llevamos muy bien, que es lo importante. Estamos madurando como pareja y todo”.

Fuente: Paparazzi

Compartir

Comentarios