Tuberculosis

En 2015 se incrementaron un 0,4 por ciento; y en 2015, un 5,9 por ciento. Una de las causas principales es que la bacteria se ha hecho resistente al medicamento.

A raíz del nuevo caso del joven de Ezpeleta que falleció a causa de la enfermedad obligan a prestar atención sobre este mal del que se notifican más de 10 mil casos por año en el país. Síntomas, prevención y tratamiento.

Si un paciente de tuberculosis deja las pastillas antes de que acaben los seis meses, la enfermedad puede desarrollar resistencia, y entonces es más difícil de tratar

Tras conocerse el caso del joven de 18 años que falleció el 16 de abril luego de permanecer internado en el Hospital de Infecciosas Francisco Javier Muñiz durante 21 días, a raíz de problemas respiratorios derivados de haber contraído tuberculosis, se encendieron las alarmas de la infección que no está erradicada en Argentina.

En este contexto, Francisco Abelenda (MN 89.241), médico del servicio de clínica médica del Hospital Alemán, enumeró los puntos más relevantes sobre la tuberculosis.

 

¿Qué es la tuberculosis?

Esta pregunta era simple y fácil de responder a cualquier persona de los siglos XIX y XX, ya que la tuberculosis constituía entonces el paradigma de la enfermedad incurable y su presencia era familiar para todo el mundo. Sin embargo, hoy es pertinente debido a que la conducta, la distribución geográfica y el significado social de esta enfermedad han cambiado radicalmente todos estos años. Es por ello que se debe seguir pensando en la tuberculosis, evaluar su genio, sus particularidades.

 

¿Cómo se produce la tuberculosis?

La tuberculosis es una enfermedad causada por una bacteria denominada Mycobacterium tuberculosis, que afecta principalmente a los pulmones, pero también a otras partes del cuerpo como los riñones, los huesos de la columna vertebral, el sistema nervioso central y prácticamente cualquier otra parte del cuerpo.

La infección se transmite de persona a persona a través del aire. Se produce cuando un enfermo de tuberculosis pulmonar tose, estornuda, escupe, canta y habla. De esta manera el enfermo expulsa pequeñas gotitas (llamadas gotitas de Flügge) con los bacilos tuberculosos al aire. La persona que se encuentra cerca los puede inhalar y quedar infectada. Esta afección se puede prevenir y también curar, pero de no tratarse puede ser mortal.

 

¿Cuáles son los síntomas?

Las personas que se enferman de tuberculosis tienen síntomas como tos, fiebre, sudores nocturnos y pérdida de peso. No pocas veces estos síntomas son persistentes pero tolerables y los enfermos pueden pasar mucho tiempo antes de procurar ayuda médica y mientras tanto seguir esparciendo los bacilos y con ellos la enfermedad.

Hay personas que son más susceptibles de infectarse y otras que al tener contacto con el bacilo logran salir indemnes. Las más predispuestas son aquellas personas cuyo sistema inmunológico está deteriorado (personas con HIV, desnutridos, fumadores, diabéticos) y también aquellos que trabajan o viven en lugares donde exista hacinamiento (viviendas precarias, cárceles, fábricas con espacio deficiente), todas condiciones que se agravan al empeorar las condiciones socioeconómicas.

Compartir

Comentarios